leucemia

¿Cuáles son los tipos de leucemia y su tratamiento?

Todo organismo vivo podría representar una amenaza o estar bajo el acecho de otros, por lo que desarrollar mecanismos de defensa resulte, quizás, lo natural. Pero cuando son los propios miembros encargados de defender los que sufren alteraciones, el escenario se complejiza. 

Los glóbulos blancos, o leucocitos, son los responsables de proteger al organismo de procesos infecciosos y enfermedades, pero cuando hay leucemia son ellos los que se multiplican desordenadamente, originando leucocitos anormales. 

¿Qué es la leucemia? 

La leucemia es un tipo de cáncer que ataca a los glóbulos blancos. Asimismo este término, leucemia, se usa para para agrupar diferentes tipos de cáncer que coinciden en la producción desbordada de glóbulos blancos anormales, incidiendo en la médula ósea y en la sangre. 

La función de los glóbulos blancos consiste en defender al organismo de infecciones. Pero cuando se padece leucemia, esta tarea de protección queda anulada, especialmente, porque su rápida multiplicación desplaza a los leucocitos sanos y reduce el número de plaquetas. 

Cuando hay leucemia, la abundante elaboración de leucocitos anormales por parte de la médula ósea (tejido dentro de los huesos) hace que ella colapse, en consecuencia, éstos ingresan al torrente sanguíneo y al sistema linfático. 

Síntomas 

De acuerdo con el tipo de leucemia la sintomatología varía. No obstante, existe consenso en señalar algunos síntomas como los más habituales. Por ejemplo, el sangrado nasal frecuente y la propensión para la aparición de hematomas o morados en el cuerpo son signos de advertencia. 

Manifestar agotamiento permanente, además de sufrir infecciones regularmente, se suman a los síntomas de leucemia. Se anexan a estas señales la inflamación de los ganglios linfáticos y el aumento del tamaño del bazo e hígado.

Tener fiebre y sentir escalofríos con frecuencia; perder peso espontáneamente; experimentar sensibilidad en los huesos; tener sudoraciones nocturnas además de mostrar diminutas manchas rojas en la piel, constituyen indicios vinculados con este tipo de cáncer.  

Tipos de leucemia 

Los criterios para determinar el tipo de leucemia son la velocidad con que se extienden las células cancerosas y la clase de glóbulo blanco afectado. Así, según la rapidez de desarrollo de la leucemia, ésta puede ser aguda o crónica. 

Si los perjudicados son los linfocitos se tratará de una leucemia linfocítica. En cambio si son las células mieloides, encargadas de producir glóbulos rojos, blancos y plaquetas, la leucemia será mielógena. 

Los tipos de leucemia más conocidos son:

Leucemia linfocítica aguda: se da cuando surgen alteraciones en el ADN de una célula de la médula ósea. Según el espacio web mayoclinic es el tipo de leucemia más usual en los niños. 

Leucemia linfocítica crónica: en este caso son las células B, el tipo de leucocitos que sufre alteraciones. Puede no manifestar síntomas durante años pero al hacerlo, tanto la tendencia a que se formen hematomas como la inflamación de los ganglios linfáticos son muestras de ella. 

Leucemia mielógena aguda: el exceso de leucocitos inmaduros es lo que más la caracteriza. Además, la fatiga y el padecimiento repetido de infecciones, son síntomas de esta enfermedad. 

Leucemia mielógena crónica: debido a su lenta evolución, es diagnosticada en las fases más adelantadas. Suele aparecer en edades avanzadas. 

Tratamiento

Todo tratamiento parte de un correcto diagnóstico. En el caso de la leucemia, el médico atenderá a los síntomas anunciados por el paciente y solicitará exámenes de sangre para verificar los niveles de glóbulos blancos, rojos y plaquetas. También reparará en el tamaño del bazo e hígado. 

Al momento de indicar el tratamiento, el médico tendrá en cuenta varios aspectos: el estado de salud del paciente, la edad, el tipo de leucemia y el hecho de si se ha diseminado a otras regiones.

En este tipo de cáncer dada la complejidad, el alcance y la velocidad con la que se propagan las células cancerosas, el tratamiento puede contemplar: quimioterapia, radioterapia, terapia dirigida y trasplante de células madre.

Tratamiento para combatir la leucemia en jóvenes 

El tipo de cáncer más usual en niños y jóvenes es la leucemia. Los procedimientos clínicos indicados para ellos son los mismos que para adultos, aunque variará el tipo de medicamento, las dosis y otros factores que dependerán de la condición de salud y la edad de cada joven o niño, así como del tipo de leucemia.  

El tratamiento más acostumbrado en este tipo de población es la quimioterapia. Mediante la administración de medicamentos, el propósito es eliminar la mayor cantidad de células malignas. Igualmente, la aplicación de rayos X para destruir células cancerosas es otra opción.

Se suma a estos tratamientos, la terapia dirigida y el trasplante de células madre. En la primera, mediante el suministro de determinados medicamentos se propone, identificar y desaparecer las células dañinas sin verse involucradas las células sanas.

En el trasplante de células madre son incorporadas células sanas en el organismo del joven, este tratamiento reviste gran complejidad pero en caso de no surgir complicaciones durante la ejecución del mismo, la probabilidad de que la leucemia vuelva es baja.

Tratamiento para combatir la leucemia en adultos 

La quimioterapia: es el tratamiento más usual para la leucemia. A través de medicamentos (componentes químicos) administrados vía oral o intravenosa, se busca aniquilar células nocivas. Es posible recibir un solo medicamento o la preparación de varios. 

Terapia biológica: este tipo de tratamiento coopera para que el sistema inmunitario identifique y combata los glóbulos blancos anormales. 

Radioterapia: consiste en la exposición a rayos X u otros tipos de radiación con alta potencia para acabar con las células de la leucemia. La radiación emanada de una máquina gira alrededor del paciente quien yace en una camilla. 

Este tratamiento puede estar direccionado a todo el cuerpo o a una zona particular en la que haya acumulación de leucocitos anormales. La radioterapia suele ser el procedimiento que preceda a un trasplante de células madre.

Trasplante de células madre: alojadas en el interior de la médula ósea, estas células, cuando están dañadas, pueden ser sustituidas por otras. Antecedido por quimioterapia y radioterapia este procedimiento radica en la administración de una infusión con nuevas células que restituyen la médula ósea, aniquilada previamente con radioterapia y quimioterapia. 

Siempre y cuando haya compatibilidad, las células madre pueden provenir de un donante, aunque también, cuando hay seguridad del bienestar de otras células madre pueden emplearse la del mismo paciente. 

Si bien el trasplante de células madre disminuye la probabilidad de que retorne la leucemia, este sofisticado procedimiento, tiende a originar serias complicaciones incluyendo el riesgo de fallecimiento.   

Debido al elevado impacto de la quimioterapia, muchas personas de edad avanzada podrían recibir este tratamiento pero con baja intensidad. O en su lugar podrían preferir la atención de apoyo, cuya función radica en atender dificultades emergentes y exigir su máximo bienestar. 

Si bien la leucemia, en un primer momento, tiende a demoler por tratarse de un tipo de cáncer que ataca la sangre, la médula ósea y el sistema linfático, puede ser alentador saber que existen tratamientos capaces de revertirla.  

Asimismo, es necesario vigilar la salud y procurar alejarse de aquellas prácticas que aumentan el riesgo de padecer leucemia como el hecho de fumar. Aunado a ello y pese a la atmósfera que pueden generar los exámenes y los tratamientos, practicar yoga, así como disfrutar de los pasatiempos favoritos ayudarían a sobrellevar este tipo de cáncer.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s