levantamiento de senos

Tipos de cáncer de mama y consecuencias

De acuerdo con cifras emitidas por la Organización Mundial de la Salud, una de las enfermedades que más muertes ocasiona en las mujeres es el cáncer de mama. De allí la urgencia de prevenirlo, detectarlo tempranamente y tratarlo. 

Un diagnóstico a tiempo puede mitigar los efectos de los diferentes tipos de cáncer de mama, por ello es fundamental autotocarse y someterse a pruebas que determinen alguna anomalía, pese al temor que pueda generar.  

El cáncer de mama, según lo declara el portal cdc.gov, es la multiplicación descontrolada de las células que conforman la glándula mamaria. 

Tipos de cáncer de mama 

La glándula mamaria está constituida por tejidos; por un entramado de lóbulos en cuyo interior yace una especie de estructuras diminutas en forma de tubo denominados lobulillos; por conductos, encargados de la circulación de la leche y también por el pezón.  

Es por ello que en atención a las células de los componentes mamarios que se vean afectadas se determinará el tipo de cáncer. Normalmente son lóbulos y conductos los más castigados. Algunos tipos de cáncer de seno son:

Carcinoma ductual in situ: las células cancerosas se hallan dentro de los conductos que transportan la leche y no se han extendido a los otros componentes del seno. Este tipo de cáncer se ubica en una fase muy temprana. 

Carcinoma ductal invasivo o infiltrante: el origen de este tipo de cáncer se ubica, igualmente, en los conductos lactíferos pero puede propagarse hacia tejidos adyacentes al seno.

Carcinoma lobulillar invasivo o infiltrante: como su nombre lo indica, las células cancerosas aparecen en los lobulillos desde donde se movilizan hacia el tejido mamario o, incluso, a otras regiones del cuerpo. 

Existen otros tipos de cáncer que aunque sean menos usuales no dejan de ser preocupantes:

Cáncer de seno inflamatorio: puede resultar difícil de detectar dado que no presenta masa o cuerpo que sobresalga, pero sí es posible notar que la piel del seno se torna caliente, roja y luce como la concha de la naranja; además se experimenta picazón.

Enfermedad de Paget: este tipo de cáncer se inicia en el pezón y a pesar de que suele permanecer allí puede ocurrir que se propague. 

Cáncer de mama. Diagnóstico 

Uno de los primeros pasos en el diagnóstico de esta enfermedad debe darlo la mujer, pues si al momento de palpar sus senos percibe algo extraño podrá notificar de inmediato al médico. Si esto no ocurre pero igual emergen dolencias en esta área, acudir al especialista será un importante avance.

Existen pruebas específicas para diagnosticar el cáncer de mama. En su mayoría, se trata de estudios de imágenes: mamografía, ultrasonido y resonancia magnética. En casos más precisos, el médico solicitará una biopsia.

Tanto el ultrasonido mamario como la mamografía diagnóstica constituyen herramientas para explorar mediante la imagen, algún elemento que haya llamado la atención, por ejemplo un nódulo que sobresalga del tejido mamario.

Cuando el médico amerite mayor seguridad para emitir un diagnóstico ordenará una biopsia. Para ello será necesario extraer líquido o extirpar parte del seno para estudiarlo microscópicamente. 

También el grado de detalle suministrado por la resonancia magnética será igualmente útil ya que este examen ofrece pormenores de los componentes (internos) mamarios. 


Etapas del cáncer de mama 

El mecanismo que permite identificar en qué momento se encuentra el cáncer se conoce como estadificación. Su propósito consiste en medir la cantidad de cáncer existente en el organismo así como su gravedad. 

Reina un consenso profesional en que hay cinco etapas de cáncer de mama, desde el grado 0 hasta el IV. Tanto el tamaño del tumor como el nivel de expansión determinan la fase. 

De manera que, el cáncer de mama en etapa 0, o carcinoma in situ, indica que no ha habido propagación hacia otras partes sino que el tumor se halla solamente dentro de los conductos mamarios. Ahora, si el nódulo conserva su localización pero su tamaño es de 2 centímetros, estamos ante la etapa I.

En caso de que la masa oscile entre 2 y 5 centímetros y con una mediana probabilidad de que se extienda hacia los ganglios axilares estaremos frente a la etapa II. Por su parte, la fase III advertirá que las células cancerosas han llegado a las axilas o a otros tejidos próximos al seno. Y si dichas células se mueven a otros órganos y tejidos hablaremos de metástasis o etapa IV.  

Síntomas de cáncer de seno avanzado 

Estamos ante un cáncer de mama metastásico o invasivo cuando las células cancerosas, inicialmente producidas en el lóbulo han sobrepasado las fronteras del seno para dirigirse a los ganglios linfáticos o hacia otras zonas del cuerpo, siendo las más comunes: hígado, huesos, cerebro y pulmones. 

Las señales para determinar los síntomas del cáncer de mama en estado avanzado estarán condicionadas por la región en la que se originó el tumor y la magnitud de la diseminación, es decir, qué tanto han invadido las células cancerosas.

Engrosamiento en algunas regiones del seno; sensación de hinchazón en la mama; presencia de nódulos en las axilas, caída de la piel que recubre la glándula mamaria, secreción no láctea e inversión súbita del pezón, son todos síntomas del cáncer de mama, esgrimidos en el espacio virtual cáncer.org.  

Otros síntomas inequívocos del cáncer de mama en fase avanzada son: dolor de huesos, articulaciones y cuello, cuando ya ha hecho metástasis en el sistema óseo. Por otra parte, si hay náuseas, convulsiones, alteraciones en el equilibrio y dolor de cabeza es porque ha hecho metástasis cerebral. 

En cambio si aparece una tos seca aunada a déficit respiratorio puede ser indicio de metástasis pulmonar y, finalmente, en caso de disminución del apetito más adopción de un color amarillo en la piel podríamos estar ante una metástasis en hígado. 

Consecuencias del cáncer de mama 

Si bien las secuelas de cáncer de seno se manifiestan principalmente en los sistemas del cuerpo, el estado anímico suele verse muy golpeado hasta alcanzar, en ocasiones,  niveles profundos de depresión. 

Cuando el cáncer de mama es detectado a tiempo y si la paciente acepta someterse a procedimientos como radioterapia o quimioterapia, es posible que los resultados a nivel orgánico sean producto tanto de la enfermedad como del tratamiento. 

Dentro de las consecuencias más frecuentes de este padecimiento, además de la muerte, destacan: dolor en diversas partes del organismo, pérdida de peso, caída del cabello, náuseas y sensación constante de cansancio. 

Aunado a lo anterior, después de haber recibido tratamiento puede ocurrir que a mediano y a largo plazo aparezcan efectos secundarios como esterilidad, alteraciones en la memoria, osteoporosis e insuficiencia cardíaca. 

La consecuencia más temida, y en cierto modo más esperada, de todos los tipos de cáncer de mama es la muerte. Sin embargo, ésta puede ser postergada siempre y cuando el cáncer haya sido detectado y tratado temprana y adecuadamente. De allí la imperiosa necesidad de acudir al especialista con cierta regularidad para la respectiva revisión. 

Sabemos que son múltiples los factores que motivan el cáncer de mama: estrés, factores hereditarios, depresión y elementos aleatorios, pero si somos conscientes de su devastador alcance, podemos prevenirlo a través de una alimentación abundante en fibra, antioxidantes y hortalizas. 

También resultan muy positivas para menguar los efectos del tratamiento para el cáncer, prácticas complementarias como hacer yoga y recibir masajes. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s