limpiar-estomago

Alimentos que previenen el cáncer de estómago

Normalmente cuando somos objeto de alguna enfermedad, lamentamos no haber ejecutado determinadas prácticas que la hubiesen impedido. En el caso del cáncer, si bien es sabido que son varios los factores que inciden en su aparición, las investigaciones han demostrado que llevar una alimentación sana puede contribuir en su prevención.

El cáncer de estómago es uno de los más recurrentes y dado que es justamente el sistema digestivo el encargado de procesar lo que consumimos, resulta necesario conocer cuales alimentos, disminuyen la probabilidad del cáncer de estómago. 

En la medida en que decidamos ingerir aquellos alimentos que reduzcan el riesgo de padecer cáncer de estómago o, por el contrario, rechazar los que propician su desarrollo, estaremos siendo más responsables y conscientes de nuestra salud.  

Importancia de los nutrientes 

Los nutrientes desempeñan una función cardinal en nuestro organismo, pues son los responsables del suministro de energía para su funcionamiento. Obtenidos a partir de los alimentos, los nutrientes son compuestos químicos que resultan del proceso digestivo. 

Cada nutriente ejecuta tareas particulares, según lo señalado en “Alimentación y cáncer”, alojado en elsevier.es. De allí que una alimentación variada capaz de cubrir las diferentes funciones de dichos compuestos, sea la más recomendada. Destacan entre los nutrientes: vitaminas, proteínas, minerales, grasas, carbohidratos y agua. 

Sin agua no hay vida, reza una máxima popular, por ello reconocer la vitalidad del agua, ya supone advertir la importancia de los nutrientes, en el correcto desenvolvimiento del cuerpo. 

En vista de la energía que estos aportan al funcionamiento celular y por consiguiente, el apoyo que podrían brindar ante eventuales alteraciones celulares, como ocurre en el cáncer, es de gran utilidad disponer de los alimentos que los contengan.

Alimentos para prevenir el cáncer de estómago 

Brócoli: pese a que suele ser señalado por causar meteorismo o gases, esta hortaliza poseedora de sulforafano e isotiocinatos, componentes que detienen la propagación celular en las fases tempranas de cáncer por su carácter protector, no debería faltar en la prevención del cáncer de estómago.

Trigo: su alto contenido en fibra y por tanto su labor en el tráfico intestinal hacen de este cereal un excelente candidato en el alejamiento del cáncer de estómago o de colon. La fibra provee carbohidratos y permite la fácil y rápida evacuación de potenciales elementos cancerosos.  

Cúrcuma: famosa por su poder antiinflamatorio, esta especia compuesta por curcumina suscita la producción de glutatión, sustancia anticancerosa. Asimismo, impide la aparición de tumores en el estómago, hígado, colon y en otros órganos, entre otras razones, este poder se atribuye a su cualidad antioxidante. 

Aceite de oliva: el rey de la dieta mediterránea se perfila como un eficaz aliado en el tratamiento y prevención de células cancerígenas en los componentes del tracto digestivo, esto obedece a la presencia del compuesto orgánico oleocantal, responsable de la muerte de dichas células, mediante la ruptura de sus vasos. 

Tomate: recomendado por contar con licopeno, su componente activo, es capaz de impedir la multiplicación desorganizada de las células, mecanismo que genera el cáncer, gracias a su poder antioxidante que aniquila los radicales libres. 

Manzana: esta fruta, rica en vitaminas A, C y poseedora de altas cantidades de fibra, reduce las probabilidades de contraer cáncer en los órganos del sistema digestivo. Su alta concentración de fibra, impide la absorción y acumulación de sustancias que puedan resultar cancerígenas. 

Ajo: este cotizado ingrediente está catalogado como un buen amigo para impedir el cáncer gástrico, dadas sus cualidades antibacterianas y antisépticas.   

Vino: por contar con polifenoles, este licor tiene la capacidad de evitar que se formen tumores intestinales. Puede ser contraindicado si se abusa en su ingesta. 

Granada: por contar en su composición con ácido cítrico y antioxidantes, este fruto es favorable si se busca ahuyentar el cáncer de estómago, pues manifiesta rasgos antiinflamatorios y astringentes. Se suele ingerir mediante jugo. 

Linaza: o semillas de lino, como también se conoce, dificulta la formación de células dañinas en el tracto intestinal, especialmente en el colon, debido a que contiene fibra y ácido graso omega 3. 

Vitaminas: muchas de ellas cumplen la función de los antioxidantes, protegen al organismo del daño celular ocasionado por los oxidantes. Las vitaminas las encontramos en  frutas y hortalizas. 

Por ejemplo, son portadoras de vitamina C frutas como: naranja, mandarina, fresa, lechosa  y piña. La vitamina A hace gala en productos como zanahoria, melón, pollo, mango, entre otros. La espinaca y las nueces, en cambio, son ricas en vitaminas E. 

Proteínas: son parte de los nutrientes aliados para evitar cáncer de estómago, debido a su acción reparadora de tejidos celulares. Se hallan contenidas en los lácteos y sus derivados; en las legumbres: lentejas, garbanzos, habas; en los huevos y en las carnes. 

¿Cómo mejorar tu alimentación?

En la prevención del cáncer estomacal, lo más natural pareciera ser mejorar la alimentación, es decir, conocer e ingerir los alimentos que disminuyan el riesgo de padecerlo. Pero no basta con esto, optimizar la alimentación también amerita estar atentos tanto en la preparación como en el almacenamiento de los suministros. 

Por ejemplo, estudios revelan que la incorporación de comidas ahumadas en la dieta, constituye un factor de riesgo, de modo que, es aconsejable eliminarlas. Ocurre lo mismo con el exceso de sal, que además perjudica el funcionamiento cardiovascular al aumentar la presión arterial.  

Velar por la frescura de las provisiones trátese de hortalizas, frutas o legumbres supone una garantía de confianza e higiene al momento de consumirlas. 

También resulta indispensable lavar los alimentos con abundante agua y así descartar residuos indeseados que pueden motivar la presencia de bacterias como helicobacer pylori. En la prevención del cáncer intestinal esto es importante, pues según apunta el portal cáncer.gov, tratar debidamente la infección de este microorganismo, colaboraría en su prevención.   

Pese a los favorables resultados alcanzados a través de tratamientos específicos contra el cáncer, ya sea cirugía, radioterapia o quimioterapia, nada más seguro como prevenir dicho padecimiento. El cáncer de estómago, particularmente, puede evitarse a través de un menú alimenticio que reúna fibra, minerales, proteínas y vitaminas

Aunado a una alimentación equilibrada que brinde los nutrientes ya mencionados, evadir elementos de riesgo asociados al cáncer, será lo más idóneo. Así, abandonar el hábito de fumar, cuidarse del sobrepeso y ejercitarse con frecuencia, fungirán como acciones protectoras ante tal enfermedad.

Hemos visto alimentos, que previenen el cáncer de estómago pero ante afecciones permanentes y dolorosas, lo mejor será visitar a un especialista para que con los protocolos necesarios ayude a prevenirlo, diagnosticarlo o tratarlo, según sea la situación. 

Escapar de estados de ansiedad y malhumor ahorrará desequilibrios anímicos y somáticos que podrían influir en la aparición de cáncer gástrico. En otros términos, un ritmo de vida pausado con bajas dosis de estrés le alejarán de esta enfermedad.   

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s