tratamiento-piojos

Tratamientos para los piojos y cómo eliminarlos

Uno de los pequeños problemas que afecta en su mayoría a los niños en edad escolar y que puede terminar por convertirse en una verdadera crisis dentro del hogar son los piojos.

Estos diminutos parásitos se alojan en el cuero cabelludo y se nutren de sangre. Aunque no suelen ser transmisores de virus ni bacterias, sí pueden llegar a ser terriblemente molestos.

En el presente artículo nos enteraremos sobre los signos más frecuentes ante la presencia de una invasión provocada por estos insectos; las causas que los originan; así como algunas medidas preventivas que podemos llevar a cabo en el afán de evitarlos o deshacernos de ellos. 

Síntomas de que tus hijos tienen piojos

Dentro de los síntomas más frecuentes de pediculosis, nombre que recibe la infestación por piojos en la cabeza, tenemos:

Picazón: es sin lugar a dudas uno de los signos más comunes de tener piojos. Esto se debe a que la saliva de éstos produce de inmediato una reacción alérgica en el cuero cabelludo. Es importante aclarar que en caso de que se trate de un primer contagio, según el portal web mayoclinic.org, el escozor pudiera ocurrir aproximadamente entre dos a seis semanas después de haber contraído piojos. 

Insomnio: es muy probable que la presencia de estos insectos no permita conciliar el sueño, ya que en la oscuridad suelen ser mucho más activos.

Llagas: como consecuencia directa de rascarse desesperada e inconscientemente la cabeza pueden aparecer llagas que, a menudo, podrían infectarse trayendo consigo problemas mayores. 

Presencia de liendres: se les llama liendres a los huevos en donde se incuban los piojos, estas pueden ser percibidas en los tallos del cabello. Suelen ser muy pequeñas, sobre todo cuando están incubando. Son más fáciles de ver en la línea del cabello y en zonas cercanas a las orejas y la nuca. 

Piojos: estos pequeños y rápidos insectos, aunque difíciles de detectar por su tamaño, son más visibles que las liendres, pero también va a depender del color y la cantidad de cabello de la persona afectada. 

Causas

Las causas de las infestaciones de piojos no han sido totalmente aclaradas, muchos tienden a asociar estos insectos con personas en situaciones de pobreza extrema o hacinamiento, así como a la falta de higiene del cuero cabelludo. Sin embargo, son puntos poco investigados, ya que personas de cualquier clase social, edad o tipo de cabello pueden contraerlos.

También hay quienes refieren la situación climática como otra de las causas de la propagación de piojos, siendo los climas soleados los más favorables para sufrir contagios de estos molestos insectos.

Asimismo, desde otro punto de vista la causa más destacada de contraer estos parásitos es el hecho de estar en contacto con otras personas que sean portadoras. Esto puede ser de manera directa o también de forma indirecta, a través de los accesorios o prendas de personas contagiadas, ligadas a la cabeza: peines, gorras, sombreros, entre otros.

Tratamientos para los piojos

Para eliminar los piojos podemos contar con una amplia gama de productos, tanto de venta libre, recetados por un médico, como remedios caseros. Estos últimos suelen ser comunes para tratar este padecimiento. 

Por lo general se trata de lociones, champús o cremas que combaten los piojos y permiten matarlos debido a algún componente tóxico o sencillamente su función consiste en que los mismos puedan ser detectados con mayor facilidad.

Recomendamos seguir las siguientes indicaciones una vez iniciado cualquiera de los tratamientos escogidos:

Aunque exista desesperación por eliminarlos rápidamente y de inmediato, lo primero es utilizar un solo producto a la vez y seguir a cabalidad las instrucciones apuntadas en la etiqueta.

Seguramente allí estará indicada la cantidad de champú o loción que debemos emplear sobre el cuero cabelludo, así como el tiempo que tenemos que permanecer con la misma y la forma en que deberíamos enjuagarlo.

Seguidamente es aconsejable disponer de una pequeña sábana blanca y un peine de dientes finos, para quitar tanto liendres como piojos muertos.

Estos procedimientos deberíamos practicarlos durante dos o tres días seguidos. Además, debido a la fácil transmisión de los piojos, es muy conveniente que todos los integrantes de la familia debamos ser revisados. 

Por otra parte, es importante que consultemos con un médico tanto en el caso de que se trate de tratamientos que involucren a niños muy pequeños como si se trata de mujeres embarazadas o que estén en período de lactancia.

Por último, intentemos evitar productos tóxicos o inflamables, como el kerosene o la gasolina. Ya que más allá de que no se cuente con una evidencia científica de que verdaderamente funcionen, los mismos pueden acarrear accidentes en el hogar por incorrecta manipulación.  

Cómo prevenirlos

Es necesario resaltar que realmente no hay una forma infalible para prevenir el hecho de contraer piojos, sobre todo si tenemos niños en casa con edad escolar. Este factor de riesgo se debe a que los niños mantienen con otros infantes contactos muy cercanos en sus actividades o juegos, y si alguno de ellos estuviera infestado será fácil que pueda propagarlos a los demás. 

Sin embargo, es posible que atendamos a algunos consejos para prevenirlos, por ejemplo, habituar al niño a que no comparta con sus pares utensilios personales, tales como peines, gorras, sombreros, cascos, ganchos o bufandas y a que mantengan su ropa en percheros diferentes a los de otros niños.

También es importante que remojemos de manera periódica peines y cepillos con agua caliente, así como sábanas y fundas de almohadas. 

Ya en el momento de tener una invasión de piojos es necesario aspirar los muebles y la cama. De igual modo, si hay elementos que no podamos lavar convendría sellarlos en plástico por dos semanas aproximadamente. Con esto impediríamos que se transmitan los piojos y surja una nueva propagación. 

Por último, demás no estaría que insistamos e invitemos a los niños a no compartir ropa u otros accesorios de la cabeza y a evitar juegos que impliquen el contacto recurrente de cabeza con cabeza.

Es muy significativo conocer que, aunque no dispongamos de métodos totalmente seguros para evitar ser víctima de los piojos, sí contamos con medidas que pueden funcionar para alejarlos, como por ejemplo el empleo de productos de uso exclusivo. Esto nos ayudaría a combatirlos y no perder la batalla. 

Tras una infestación de piojos no hace falta rapar por completo el cabello, que sería la solución más desesperada, tan sólo debemos seguir las instrucciones del champú que haya sido recomendado por el médico. 

Para finalizar, es pertinente que prestemos atención a los síntomas ya señalados que puedan manifestarse en los niños. Así como también es preciso enseñarles maneras para evitar el contagio cuando se relacionen con otros compañeros. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s