mal olor

Mal olor corporal: por qué se genera y cómo eliminarlo

Es común encontrarse con circunstancias que en el día a día promuevan un exceso de sudor, que traiga como consecuencia un mal olor corporal; sin embargo, cuando esto es muy recurrente y sin motivos claros, podríamos estar en presencia de afecciones que van más allá de la mera higiene personal.

Es por ello que en el presente artículo revisaremos las causas que podrían desencadenar estos malos olores, así como resultará conveniente adoptar algunas medidas específicas que contribuyan a eliminarlos y, por supuesto, prevenirlos, según sea el caso.

Sudoración en exceso y mal olor corporal

La sudoración y el mal olor corporal pueden estar íntimamente ligados, debido a que, en un principio, a través de la piel el organismo también busca eliminar toxinas. Por otra parte, ambos elementos están ligados a las glándulas sudoríparas del organismo, que son de dos tipos, las llamadas ecrinas y las apocrinas.

Las primeras se encuentran en buena parte del cuerpo y despiden líquidos refrescantes cuando aumenta la temperatura corporal, como durante el ejercicio. Mientras que las glándulas apocrinas se encuentran en zonas donde crece el vello, como en las axilas o la ingle, por ejemplo. Y arrojan líquidos lechosos cuando hay mucho estrés. Al interactuar estos líquidos con las bacterias de la piel genera el mencionado mal olor. 

¿El mal olor es sinónimo de mala higiene?

Si bien cuando se es víctima de malos olores en lo primero que se piensa es en la falta de higiene personal, la verdad es que no siempre es así. Esto se debe a que la persona pudiera presentar una afección denominada bromhidrosis, que sugiere un irregular funcionamiento de las glándulas apocrinas.

Al no funcionar correctamente estas glándulas, según el portal web rpp.pe, su secreción produce ceramidas diferentes, que al entrar en contacto con las bacterias regulares de la piel generan ácido graso y amonio, responsables del mal olor.

Aunque estudios parecen indicar que puede ser un asunto genético, tanto hombres como mujeres no están exentos de sufrir este padecimiento. Sin embargo, hay ciertas enfermedades que pueden estar implicadas, como las relacionadas con problemas de la tiroides, la glándula suprarrenal o sencillamente la diabetes.  

¿El mal olor tiene solución?

Por supuesto que en ambos casos, si el mal olor acusa una mala higiene o si se padece de bomhidrosis hay propuestas contundentes que se deben seguir para olvidarse del mal olor.

Lo primero es establecer hábitos de higiene estrictos y en caso de tratarse de bromhidrosis, resulta indispensable el uso de  jabones germicidas o antibióticos tópicos, para eliminar las bacterias de la piel, que como se dijo, interactúan con líquidos creando mal olor.

Tratamiento para el mal olor

El mejor tratamiento que se puede tomar para eliminar el mal olor corporal es sin lugar a dudas esmerarse en la higiene personal. Esto se consigue al bañarse todos los días, así como al usar ropa limpia a diario. Es recomendable lavar la ropa con agua caliente, para eliminar bacterias completamente. 

El uso de desodorantes es recomendable, ya que inhibe la proliferación de bacterias en las axilas, además de que bloquean las glándulas apocrinas, responsables del sudor en esta zona del cuerpo.

Con respecto al olor de los pies, es necesario secarlos bien después de lavarlos, así como emplear talcos antifúngicos, que prevengan el crecimiento de hongos. Igualmente, es aconsejable utilizar medias de algodón y evitar zapatos cerrados por mucho tiempo, lo que aumenta la sudoración. En lo posible se debe tener los pies al descubierto.

Por último, si hay un exceso de sudoración se sugerirán tratamientos con bótox, para menguar la producción de sudor.

Consejos para eliminar el mal olor vaginal

Sumado a que de por sí es normal que la vagina presente un leve mal olor, hay diversos factores que pueden intensificarlo, tales como la alimentación, algunos medicamentos, cambios hormonales, así como la presencia de infecciones por hongos o bacterias.

Dentro de los consejos para combatir el mal olor vaginal, el primero de ellos es la higiene. Es importante usar jabones con olores neutros y mudar la ropa interior a diario, así como orinar luego de tener sexo.

Con respecto a cuando se esté en días menstruales, son preferibles los productos internos, como los tampones, además de que deben ser cambiados con suma frecuencia.

En cuanto al contacto sexual, es preferible usar condón a otros preservativos, ya que se evitaría el contacto entre el semen y los fluidos vaginales, que también suele desencadenar olores fuertes. 

Es recomendable el uso de probióticos, como el yogurt ya que bacterias benéficas podrían impedir infecciones por hongos causantes de olores desagradables.

Asimismo, se debe evitar la ropa interior muy ajustada y en cuanto al material convendría llevar prendas de algodón transpirable, ya que, haría más difícil la acumulación de bacterias.

Finalmente está la alimentación. Ingerir suficiente agua al día evita que el sudor revele malos olores y también previene que surjan bacterias en exceso. Se debe recordar, además, que el consumo en demasía de azúcares favorece el crecimiento de hongos en el área vaginal, por lo que se deben regular. Así como es preciso moderar el consumo de alimentos con olor fuerte como el café, ajos y cebollas.

Alimentos que generan mal olor

Aunque suene un poco extraño este título, la verdad es que si consumimos ciertos alimentos en exceso se hará evidente más tarde en nuestra transpiración y de forma negativa. Esto se puede deber a que la piel es también un medio de eliminar toxinas, como el hígado o los riñones. 

Para empezar, tanto el ajo como la cebolla son alimentos de gran aporte nutricional, aunque con el detalle de que ambos contienen unos componentes llamados sulfóxidos, cuyo producto refleja interacción entre el azufre y el oxígeno. Si bien no se habla de que sean tóxicos, dicho olor penetrante producido por el azufre no es nada grato.   

También el exceso de carnes rojas o proteína animal pueden motivar malos olores, consecuencia de que el organismo intentará quemar grasas para producir energía y esta interacción genera sustancias que se eliminarán a través de la piel.

Los productos refinados como harinas y azúcares también están en esta lista. Lo cual se debe a la presencia de metabolitos con grados de toxicidad que son expulsados del organismo por la piel. Además de que muchas comidas procesadas tienen como base estos alimentos refinados, son ricas en grasas trans, que empeoran los procesos de digestión y metabolismo.

Por último, muchas especias consumidas en exceso también pueden ser más tarde expulsadas por medio del sudor. Como por ejemplo, la cúrcuma, el comino o el curry. De igual modo el exceso de lácteos, en general, pudiera desencadenar olores nada agradables.

Debemos recordar que al manejar una dieta balanceada, sin el consumo excesivo de ciertos alimentos, prevendríamos que a través de la piel exhalemos olores también penetrantes, así como es una norma mantener el cuerpo convenientemente hidratado, lo cual influye en el proceso de eliminación de toxinas.

La manera más usual de la que disponemos para mitigar el mal olor corporal es la buena higiene, que conlleva apropiarse de hábitos saludables que beneficien la salud en todos los sentidos. Para finalizar, si ya el mal olor es el resultado de una afección, también disponemos de tratamientos eficaces para desaparecerlo. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s