crecimiento cabello

12 tratamientos caseros para el crecimiento del cabello

Al igual que lucir una piel lozana, exhibir una cabellera larga y brillante puede resultar un símbolo de atracción. El pelo es una de las partes del cuerpo que solemos descuidar y las razones no son necesariamente económicas puesto que disponemos de excelentes tratamientos caseros para el crecimiento del cabello.

La caída del cabello así como el detenimiento en el crecimiento de sus hebras responde a variadas causas: desórdenes hormonales, deficiente circulación en el cuero cabelludo, estrés o ausencia de nutrientes que alienten su desarrollo, de allí la necesidad de conocer aquellos tratamientos domésticos que puedan incentivar su crecimiento.

Remedios caseros para hacer crecer el cabello

Los remedios caseros para el crecimiento del cabello además de obsequiarle otros beneficios como grasa natural e hidratación, lo exoneran de prácticas un tanto abrasivas como los implantes. 

Pese a que el organismo segrega colágeno o metilsulfonilmetano (MSM), sustancias requeridas para el crecimiento de las uñas; regeneración del tejido y, por supuesto, crecimiento del cabello, podemos potenciar sus cualidades si disponemos de alimentos y productos naturales que las contengan. 

En lo que sigue, compartiremos doce remedios caseros que nos permitirán tener una larga y abundante cabellera:

1. Romero: habitualmente mejora la circulación sanguínea del cuero cabelludo. Quizás sean las propiedades antiespasmódicas y el ácido ursólico del romero las que incitan el crecimiento capilar. 

En una olla con 250 ml de agua incorporamos 2 cucharadas de romero seco y removemos. Con la preparación resultante impregnamos el cabello desde las puntas hasta el cuero cabelludo masajeando esta zona, después de habernos retirado el champú. Surtirá el efecto esperado si lo realizamos dos veces por semana durante un mes. 

2. Aceite de coco con hojas de curry: los rasgos de este condimento al mezclarse con el aceite de coco, rico en ácidos grasos, nutren y apresuran el crecimiento del pelo. Debemos hervir media taza de aceite de coco y sumergir las hojas frescas del curry hasta que se formen brumos negros, cuando esto ocurra, colamos y el líquido obtenido será el que aplicaremos en el cabello dos veces semanalmente. Lo retiraremos con agua tibia.  

3. Aceite de ricino: recomendado para aumentar la vellosidad en cejas y pestañas, este aceite no podría faltar si queremos que nuestro cabello aumente de volumen. Por ser un excelente humectante lo protege de factores ambientales y de la resequedad. 

Por su alta concentración en grasa, lo más adecuado es que agreguemos 20 gotas al acondicionador y procedamos de manera habitual. También podemos aplicarlo directamente en el cuero cabelludo acariciándolo, durante una semana. 

4. Jugo de cebolla: el alto contenido de azufre que tiene esta verdura activa la producción de colágeno, lo que a su vez provoca la actividad de los folículos capilares, según lo afirmado en el espacio ve.emedemujer.com.

Precisaremos licuar una cebolla en una taza de agua y aplicarla en todo el pelo. Pasada media hora enjuagamos con abundante agua y champú para eliminar el olor. También podemos picar una cebolla e incorporar sus trozos en el champú para usar después de 15 días. 

5. Mascarilla de huevo con aceite de oliva: tanto las proteínas del huevo como los minerales del rey de la dieta mediterránea ejercen una tarea reparadora en las raíces de las hebras capilares. Su efecto es tal que bastará con que la hagamos dos veces al mes. 

En media taza de agua agregamos dos cucharadas de aceite de oliva más dos yemas de huevos. Con esta mezcla frotamos el cuero cabelludo y al cabo de 15 minutos, lo lavamos con agua tibia. 

6. Vinagre de manzana: sin necesidad de emplear grandes cantidades, el vinagre de manzana posee la acidez necesaria para brindar neutralidad al cabello. Estará bien frotarse las manos con un chorrito de vinagre y amasar todo el pelo, de manera que quede humedecido. Después de 10 minutos lo lavaremos y notaremos lo limpio que quedará el cuero cabelludo. 

7. Miel y sábila: ambos ingredientes destacan por ser regeneradores de células, por consiguiente, su combinación es idónea para estimular el aumento de los folículos pilosos. El gel resultante de dos pencas de aloe vera con dos cucharadas de miel, lo extenderemos por el cuero cabelludo y transcurrida media hora lavaremos el pelo.  

8. Té verde: caracterizado por contener antioxidantes, esta planta milenaria cuenta con vitaminas C y E que detienen la caída del cabello. En media taza de agua sumergimos dos bolsitas de té y cuando esté fría, empapamos la superficie del cabello después de haberlo lavado con champú. 

9. Aceite de oliva: los ácidos grasos insaturados de este aceite proveen al cabello vitalidad y optimizan el funcionamiento de las células capilares. Cinco cucharadas bastarán para mimar el cuero cabelludo, al menos dos noches por semana durante un mes. 

10. Agua con limón: aunque debemos tener cuidado con los rayos solares después de haber utilizado limón para el cabello, el jugo de tres limones con media taza de agua contribuirá a detener la caída del cabello con lo cual se motivará su crecimiento.

11. Pasta de tomate con cebolla: el fósforo de la cebolla y la vitamina C del tomate aceleran el crecimiento de las hebras capilares. Con una cebolla y dos tomates preparamos una pasta, licuada, que esparciremos por todo el pelo para que permanezca durante 15 minutos. Al retirarla dispondremos de abundante agua.

12. Mascarilla de aguacate: poseedor de aceites vegetales y ácidos grasos, este fruto humecta y vigoriza los folículos pilosos, lo que conduce al rápido crecimiento del cabello. Trituramos un aguacate entero y agregamos una cucharada de aceite de oliva, al obtener la mezcla extendamos por toda la superficie y cubramos el pelo con una toalla. Al cabo de 20 minutos lo lavaremos.  

Mantener una cabellera hermosa y abundante precisará de una atención integral. Así, tanto los tratamientos caseros para el crecimiento del cabello como una alimentación que aporte hierro, colágeno, vitaminas y minerales, lo nutrirán y crearán en él efectos seductores. 

También complementará su mantenimiento: cortar las puntas cada dos meses, lo que estimula el crecimiento; acariciar el cuero cabelludo eventualmente y evitar el uso de plancha o secador con elevadas temperaturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s