uñero-tratamiento

Dolor en los pies: causas y tratamientos para cada zona

Es natural que los pies, en tanto que sirven de apoyo y sostén al cuerpo entero, sean objeto de dolencias. Y más cuando nos enteramos de que están constituidos por más de 30 articulaciones y por 28 huesos. 

La morfología del pie, la actividad física, los accidentes e incluso el tipo de calzado que se use pueden ocasionar dolor en los pies. De allí que sea relevante conocer las causas y tratamientos para desaparecer estas indeseadas molestias. 

Dolor de pie en cada zona 

El pie, para una mejor comprensión de su estructura, puede dividirse en dos regiones. Una parte proximal que incluye el talón más el tobillo y una zona distal o antepie que se extiende hasta los metatarsos, abarcando el empeine. 

En vista de la abundante cantidad de huesos, articulaciones y músculos que conforman el pie, las probabilidades de presentar dolor en varias zonas del mismo crecen. Así, por ejemplo, resulta común tener dolencia en el talón; sentir opresión en la denominada bola del pie o en casos, igualmente, embarazosos es posible manifestar inflamación en los tobillos.  

Pero independientemente de la zona afectada, vigilar las acciones que potencian las molestias es necesario, pues así ubicaremos las causas. Yen función de ello procuraremos la solución, bien se mitigando los factores de riesgo como sobrepeso, calzado incómodo y exceso de ejercicio o acudiendo al médico ante situaciones graves como fractura o esguince. 

Causas del dolor de empeine 

Localizado en la región superior del pie y por ende perteneciente a la fracción delantera, el empeine, puede verse afectado de manera moderada ya que su dolor suele ser menos intenso que el del talón o del metatarso. 

La morfología del pie es uno de los elementos que más motivan el dolor de empeine. Tener el pie cóncavo, esto es,  con un pronunciado arco, o al contrario poseer un pie plano, son las principales causas asociadas a este tipo de molestia. 

Asimismo, la tendinitis, definida como la inflamación de los músculos extensores del pie, puede explicar los dolores del empeine. Se suma a esto, las actividades que exigen mucha fuerza, lo cual induce a la sobrecarga y presión de los tendones y músculos de los pies.

Dolor en la planta del pie cerca de los dedos 

Caracterizado por ser intenso y punzante, el dolor en la zona delantera de la planta del pie, inmediata a los dedos, suele dificultar el hecho de caminar suscitando ladeo al desplazarse o cojera. Esta afección aparece con más frecuencia en deportistas y mujeres. 

Mientras se está en reposo el dolor desaparece pero al doblar o apoyar el pie para caminar reaparece con vigor. También causa sensación de hormigueo en los dedos o rigidez. Cuando hay dolor en esta región, identificada por algunos como bola del pie, la impresión de tener un cuerpo extraño en el zapato, como una piedra, es señal de ello. 

Inflamación del metatarso 

El metatarso, compuesto por cinco largos huesos, ubicados detrás de los dedos, es uno de los puntos más afectados del pie, dado que sirve de apoyo al despegarlo del suelo para caminar o correr. 

La inflamación del metatarso se conoce como metatarsalgia y son varias las condiciones que la facilitan. La deshidratación es una de ellas, puesto que, con la disminución del tejido adiposo que recubre al arco del pie, la presión ejercida en los metatarsianos se acentúa, provocando inflamación. 

El género femenino  suele ser blanco de esta afección, pues el uso de zapatos de tacón alto hace que el pie quede muy inclinado lo que, a su vez,  propicia que recaiga toda la fuerza del cuerpo en esa zona que, como se sabe, es el punto de soporte para desplazarse. 

Causas 

Destaca entre los motivos responsables de la inflamación del metatarso el entrenamiento excesivo, especialmente sufren metatarsalgia atletas de alta competencia, dado que la fuerza al correr se aplica, justamente, en el metatarso. Situación que se repite en las personas con sobrepeso.

Los zapatos que no ofrecen amortiguación; que quedan muy ajustados o cuyas puntas son estrechas, aumentan la posibilidad de que se inflame el metatarso, por la presión a la que se ve sometido este segmento del pie. 

Asimismo, de acuerdo con mayoclinic las deformidades en los pies ya sean juanetes (evidenciados en protuberancias que emergen al lado del dedo gordo) o dedo en martillo (caracterizado por anomalías en la articulación media de los dedos que impiden su rectitud), son consideradas causas de la metatarsalgia.   

Fascitis y dolor al pisar 

La fascitis plantar es la inflamación del tejido fibroso que envuelve a los músculos internos del pie, dicho tejido es denominado fascia plantar y se extiende desde el talón hasta los dedos. Originada por desgarres en los ligamentos, esta inflamación produce dolor y sensibilidad a lo largo de la planta del pie. 

Dada la recurrencia de esta lesión, según cuidateplus, los especialistas han notado que desde que aparece hasta los seis meses se manifiesta, sobre todo, en las mañanas al dar los primeros pasos luego de levantarse. Pasado este tiempo puede desaparecer pero posteriormente estará latente. 

Tratamiento 

La fascitis plantar ocasiona dolor y sensibilidad, mayormente, al contacto con superficies lisas o rugosas, lo que posiciona al reposo o descanso como la primera medida para tratar la afección. También la administración de antiinflamatorios, bajo vigilancia médica, colaborará en el tratamiento de la fascitis plantar. 

Como se trata de una lesión en el entramado fibroso lo cual involucra directamente a los músculos, la orientación de un fisiatra resultará efectiva, sobre todo, en la etapa aguda de la inflamación.

Tanto el podólogo (especialista en los trastornos de los pies) como el fisiatra podrá dar con el tratamiento más idóneo que puede consistir en: uso de plantillas, vendajes, ejercicios de estiramiento y fisioterapia.  

Suspender temporalmente los ejercicios de elevado impacto, en el caso de los deportistas, así como disminuir el sobrepeso ayudarán a aliviar la intensa molestia de esta lesión.  

Dolor de tobillo y tratamiento 

Uno de los padecimientos que mayor preocupación genera cuando se trata de los pies es cualquier incidente que se relacione con los tobillos, entre otras razones, porque funcionan como ejes principales que suscitan el movimiento del pie. 

La causa más habitual del dolor de tobillo es un esguince. Esta torcedura trae como consecuencia el rompimiento, desgarramiento o distorsión de los ligamentos. El síntoma más notorio del esguince es la inflamación o hinchazón del tobillo, lo que trae consigo un marcado dolor al apoyar el pie. 

Cuando el dolor del tobillo se torna insoportable y la inflamación no desaparece, será preciso ir al médico, pues puede tratarse de una fisura o fractura. Mediante un examen físico o con apoyo de imágenes como rayos X, el especialista encontrará el tratamiento correspondiente.

Si se trata de un esguince, generalmente, son indicados los desinflamatorios y guardar reposo para evitar la sobrecarga. De igual forma, es factible apelar a remedios caseros o prácticas domésticas para aminorar el dolor y la hinchazón. 

Por ejemplo, aplicar hielo en el tobillo ayudará a desinflamarlo. Es importante que el hielo se envuelva en tela o en una toalla fina para evitar que el frío queme la delgada piel que recubre a la articulación. Aunado a esto, elevar las piernas y llevar a cabo leves ejercicios de estiramiento y rotación del pie cooperarán con la recuperación. 

Deportistas, cocineros, conductores, mesoneros y cualquier persona que amerite moverse puede sentirse aquejada por dolor en los pies. Los mismos tanto por soportar el peso del organismo como por habilitar el desplazamiento, merecen un buen cuidado.

En ocasiones abusamos de su nobleza y los sometemos a fuertes impactos que pueden lesionarlos, por tanto, en la medida en que se evite el exceso de fuerza, el sobrepeso y el calzado inadecuado, los estaremos protegiendo. Además, la utilización de plantillas como parte de tratamiento ortopédico amortiguará los focos de máximo apoyo: el talón y el metatarso.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s