tipos de cabello

¿Cuáles son los tipos de cabello y cómo cuidarlo?

Entre tantos elementos atractivos femeninos, y también masculinos, el cabello suele resaltar. No en vano es uno de los ornamentos naturales que más llama la atención cuando luce limpio y transmite vitalidad. 

Al igual que la piel, el pelo necesita estar hidratado y gozar de buena salud. Es por ello que para cuidar el cabello, es importante conocer acciones o estrategias para atenderlo y evitar aquellas que lo maltratan. Asimismo, resulta útil procurar los productos más idóneos para cada tipo de cabellera. 

10 Tipos de cabello y cómo cuidarlo

Al momento de definir el tipo de cabello que poseemos intervienen variables como textura, niveles de grasa, tipo de hebra y ondas. Seguidamente ofreceremos diez tipos de cabello y recomendaciones para mantenerlo saludable:

  1. Cabello normal: es el tipo de cabello más deseado pues cuenta con el equilibrio necesario para evitar la resequedad y el exceso de grasa. Para mantener este privilegio bastará con emplear un buen champú que cuente con elementos naturales como aceite de coco, aloe vera o algas marinas.
  2. Cabello seco: la fragilidad del pelo y la tendencia a partirse son los rasgos que delatan resequedad o ausencia de grasa. La mejor forma de cuidar un cabello seco es hidratándolo con queratina o aplicando un champú que contenga ceramidas (ácidos grasos). 
  3. Cabello graso: tanto la sensación de poca higiene como una apariencia sebácea acusan el exceso de grasa. Es recomendable para disipar ese desagradable aspecto lavarlo frecuentemente utilizando un champú indicado, preferiblemente sin siliconas, para disminuir los niveles de grasa.
  4. Cabello lacio: aunque carente de volumen es un pelo muy ansiado por la rectitud y brillo de sus hebras. No abusar en la aplicación de acondicionadores es una forma de impedir que luzca aplanado. 
  5. Cabello rizado: en la hidratación reside el cuidado de este cabello con ondas pronunciadas en forma de ese o de zeta cuando son más cortas. 
  6. Cabello ondulado: su punto negativo es que se enreda con facilidad a pesar de que sus ondas no sean tan notorias. Peinarlo constantemente y aplicar mascarillas semanalmente contribuyen a su mantenimiento.  
  7. Cabello teñido: la resequedad es común en el cabello pintado debido a los químicos de los tintes. Para proteger el color y el cuero cabelludo será necesario hidratarlo abundantemente además de emplear mascarillas reparadoras a base de almendras y miel.
  8. Cabello con textura fina: dada la delgadez de sus hebras es aconsejable utilizar lo menos posible el secador o plancha para evitar quemar el cabello.
  9. Cabello con textura mediana: suele peinarse con facilidad, acción que amerita ser ejecutada con suavidad para no maltratarlo.
  10. Cabello con textura gruesa: es ideal para todo tipo de peinados pues los mismos se mantienen gracias a la dureza de sus hebras. Es importante aplicar una mascarilla nutritiva, al menos dos veces mensualmente.   
  1. Formas de cuidar cualquier tipo de pelo
  1. Lavarlo adecuadamente: exhibir una linda cabellera reclama tiempo y dedicación, por ello al lavar el cabello es conveniente usar la punta de los dedos para masajear el cuero cabelludo y de este modo aminorar la cantidad de grasa.   
  2. Tener precaución con el secador y la plancha: las altas temperaturas lesionan el cuero cabelludo, por tanto debería existir al menos 15 centímetros de distancia entre el secador y la raíz del pelo.  
  3. Cortarlo con cierta frecuencia: es necesario cortar las puntas del cabello para estimular su crecimiento y oxigenación. Independientemente de si la luna está en creciente o menguante. 
  4. Desenredarlo suavemente: tratar el cabello son suavidad ayuda a su cuidado, por ello al desenredarlo es preciso abandonar la fuerza para impedir que sus puntas se abran. 
  5. Secarlo con moderación: el cabello agradecerá si no es sacudido fuertemente mientras está mojado ni secado de manera brusca y acelerada. 
  6. No peinarlo cuando todavía está mojado: en caso de resultar difícil el abandono de este hábito, es adecuado valerse de peines con dientes amplios para deshacer posibles nudos. 
  7. Mantenerlo hidratado de forma natural: para combatir la resequedad del cabello son muy favorables las propiedades del aceite de oliva y de la miel. Fusiona ambos ingredientes con una yema de huevo y con la mezcla resultante acaricia el cuero cabelludo. Espera 20 minutos y retírala con abundante agua. 
  8. Emplear acondicionador casero: empleada comúnmente como aderezo, la mayonesa de acuerdo con el espacio virtual mejorconsalud.com funge como un excelente acondicionador ya que brinda suavidad y brillo al cabello. Antes de aplicar el champú, estará bien masajear el cuero cabelludo con este práctico acondicionador. 
  9. Aplicar cremas nutritivas: la grasa natural del aguacate fortalece e induce el crecimiento del cabello. Bastará con elegir un aguacate bastante maduro y triturarlo hasta obtener una crema. La misma se aplicará en toda la superficie de la cabeza y se dejará actuar durante 15 minutos, envuelta en una toalla. Pasado el tiempo lavarás el pelo con abundante agua.  

Consejos finales para cuidar tu cabello a diario

Un cabello con apariencia de suciedad denuncia una falta de cuidado. Pero no todo el tiempo la grasa observada deriva del tipo de cabello graso sino que puede estar adherida a peines y cepillos, de allí la necesidad de lavarlos habitualmente para retirar partículas incrustadas en los dientes o cerdas. 

Pese al carácter saludable del agua fría, cuando se trata del cabello lo más aconsejable es optar por el agua tibia. Entre otras razones, porque la moderación en la temperatura del agua esquivará quemaduras en el cuero cabelludo, si el agua está muy caliente, y no permitirá quebraduras en las hebras del cabello, en caso de que el agua sea muy fría.  

Usualmente debido al cambio de champú o al empleo de otros productos cosméticos, e incluso de algunos tintes, surgen molestias como la caspa. Ante esta situación resulta particularmente beneficioso mojar el cabello con jugo de limón. 

Por último, los efectos de la radiación solar (especialmente cuando sus rayos son más intensos: desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde) pueden ser nocivos para la apariencia del cabello puesto que lo quema, sobre todo sus puntas. El uso de sombrero o llevar el pelo recogido reduciría la inclemencia del sol.

Al igual que otros órganos y componentes del cuerpo, el cabello envía señales cuando algo no marcha bien. El debilitamiento de las hebras así como su caída pueden estar avisando sobre niveles altos de estrés. 

De manera que cuidar el cabello y dedicarle más atención aportará beneficios tanto a la salud del cuero cabelludo como al hecho de exhibir una seductora cabellera. Además de los consejos esbozados podríamos optimizar su apariencia consumiendo alimentos ricos en vitamina C y procurar protegerlo del humo del cigarrillo, ya que la nicotina motiva la caída del cabello.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s