calambre-piernas-de-noche

12 remedios caseros para evitar los calambres

Alguna vez nos ha pasado que durante una actividad física hemos padecido un calambre, que viene dado, en muchas ocasiones, por no hacer ejercicios previos de calentamiento o sencillamente por someter a los músculos a ciertos niveles de exigencia a los que no están habituados.

También hay otros factores que inciden en que tengamos calambres, como el clima, las situaciones estresantes, el no estar debidamente hidratado y hasta pueden ser indicio de bajos niveles de minerales. Es por ello que para hacer frente a estos molestos padecimientos en este artículo señalaremos la eficacia de 12 remedios caseros para evitar los calambres

Tipos de calambres

Según el portal web sumedico.lasillarota.com tenemos tres tipos de calambres relacionados con diferentes causas:

Calambres musculares: estos son contracturas producto del ejercicio físico y no tienen una causa neurológica. Son los más usuales y el dolor que sentimos es producido justo al desactivarse por momentos el músculo afectado.

Calambres por disestesias: ejemplificadas por hormigueos en manos o piernas, regularmente se dan por una compresión de  nervios.

Calambres por dolor neurológico: producidos por ciertas enfermedades como la esclerosis lateral. 

Remedios Caseros para evitar los calambres

En un primer momento y debido a la naturaleza de esta afección, los remedios caseros se nos presentan como una forma rápida y económica de hacer frente al dolor producido por los calambres. Así como también, conviene evitar ciertas situaciones que pueden desencadenarlos. 

Los remedios caseros para evitar los calambres son los siguientes:


1. Extracto de árnica

Sean golpes, torceduras, inflamaciones, calambres o dolores musculares en general, esta planta es una de las más funcionales para aliviar rápidamente el dolor.  Podemos poner unas cuantas flores en agua hirviendo, dejar reposar y emplear con un paño sobre la parte donde tengamos el calambre. Aplicaremos cada seis horas.

2. Té o pomada con ajenjo

El ajenjo contiene propiedades analgésicas y es utilizado para hacer ungüentos, cuya finalidad es calmar los espasmos musculares. También es una planta muy recomendada para atender problemas circulatorios. Podemos beber una infusión hecha con unas cuantas hojas al menos dos veces al día.

3. Cola de caballo

De sólidas cualidades depurativas, esta planta rica en magnesio y potasio colabora eficazmente en la reparación de tejidos dañados devolviéndoles su elasticidad. En infusión, lo recomendado es  beber hasta tres vasos al día.

4. Masajes

El masajear la zona afectada con pomadas que posean ingredientes analgésicos y antiinflamatorios brindaría un rápido alivio debido a la pronta absorción de esta vía, además de que permite distender el músculo afectado. 

5. Evita lugares calurosos

Los lugares muy calurosos en muchos casos pueden ser la causa de problemas musculares, en este sentido, debemos evitar exponernos a altas temperaturas y también preocuparnos por poseer una indumentaria adecuada.

6. Aplica frío o calor

Las terapias en las que podemos alternar frío y calor sobre el músculo son altamente recomendadas. Podemos aplicar  paños con agua caliente sobre el músculo afectado  y cada cinco minutos alternar con agua fría, o incluso, valdría masajear con hielo. 

7. Pasiflora

Con fitosteroles y flavonoides, la pasiflora es recomendada como relajante muscular para atender calambres, pero también en caso de torceduras y contracturas. A través de infusión, podemos beber hasta tres tazas al día.

8. Posturas

Debemos estar atento a la postura y evitar cambiar de posición bruscamente. Si estamos largo rato en una misma posición, de tiempo en tiempo hay que mover poco a poco los músculos de las piernas y los brazos, relajándolos. 

9. Milenrama

Debido a su función antiinflamatoria, esta planta es recomendada para desinflamar la zona afectada. Podemos hacer una infusión con algunas flores y beber al menos dos tazas al día.

10. Guelder Rose 

La corteza de este peculiar árbol tiene efectos antiespasmódicos sobre los músculos, además, un detalle a tener en cuenta, es que este es uno de los componente más utilizados para la creación de pomadas, que más tarde son comercializadas bajo distintos nombres.  

11. Avena

La avena es conocida por ser un gran reconstituyente que aporta muchas vitaminas y minerales al organismo. Agrega dos cucharadas de avena a un vaso de agua hirviendo y deja reposar. Puedes beber hasta tres tazas al día.

12. Hierba de limón

Prescrita para tratar el reumatismo y la mala circulación, el aceite de hierba de limón unido al cilantro y aceite de almendra puede ser de gran ayuda a la hora de enfrentar un calambre. Tras combinar estos ingredientes, masajee suavemente en la zona afectada. 

En conclusión, debemos cuidarnos de estar bien hidratados y no sobrepasar nuestras propias fuerzas en actividades físicas para evitas los molestos calambres. Además, si este es el caso, contamos para aliviar el dolor con una serie de efectivos remedios caseros, calambres ya no serán un problema.

También resulta pertinente conocer, para así evitar, ciertas situaciones que incidirían en que se produzcan estas molestas contracturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s