cambios-cuerpo-bajar-de-peso

Peligros de adelgazar: ¿cómo perder peso de forma segura?

Al igual que dejar de fumar, perder peso es uno de los propósitos más afirmados cada vez que inicia un año o en cualquier momento de la vida, y es sabia decisión, porque aparte de mejorar la figura estarías atendiendo tu salud. 

El problema surge cuando, por falta de orientación, intentas perder esos kilos de más en tiempos poco prudenciales, lo que en vez de lograr beneficios pudiera ser riesgoso. Por ello en este artículo te presentamos cuáles pueden ser los peligros de adelgazar precipitadamente, así como las maneras que tienes de hacerlo sin mayores preocupaciones.

Peligros de adelgazar rápido

Dentro de los peligros que puede acarrear el hecho de deshacernos de los kilos extra muy rápido tenemos, además de una notoria descompensación en el organismo, las siguientes afecciones:

El no consumir suficientes carbohidratos puede desencadenar debilidad o que no contemos con la suficiente energía para llevar a cabo las actividades diarias, lo cual puede traer como consecuencia el insomnio. Lo ideal es tener jornadas plenas durante el día y descansar  adecuadamente por las noches.

Al exponernos a una dieta rápida, la descompensación de nutrientes puede generar cambios bruscos de humor, estar más irascible e incluso llegar a niveles de depresión.

El efecto rebote o yoyo, como también se conoce, es otro de los factores a los que nos exponemos con estos tipos de dietas. El mismo consiste en recuperar los kilos perdidos e inclusive obtener otros más, una vez terminada la dieta.  

Otro de los puntos dignos de mencionar son los trastornos alimenticios y psicosomáticos que se originan con estos regímenes alimenticios, como la permarexia que implica una obsesión permanente por perder peso y calorías. 

Por último está la pérdida de cabello, debido a que una dieta deficiente en nutrientes, vitaminas y minerales indispensables para que marche bien nuestro cuerpo, repercutirá en el mismo.

Peligros de adelgazar un kilo por semana

Sin duda debemos desconfiar de las dietas que nos prometen perder más de un kilo por semana ya que, aunque se consiga el resultado, desencadenaría efectos colaterales que  podrían afectar la calidad de vida.

Según el portal web fundaciondelcorazon.com, tanto las dietas hiperproteicas, que ocasionarían un aumento en los volúmenes de colesterol dañino, como aquellas que se basan en excluir totalmente proteína y grasas, dejando de lado la musculatura del cuerpo, tendrían consecuencias nefastas para el corazón. 

Por lo que conviene una dieta equilibrada que no omita ninguno de los grupos alimenticios, sino que su consumo se haga moderado y pertinente.

Dietas peligrosas

Para empezar, toda dieta estricta en la que no consultemos con un nutricionista puede terminar siendo peligrosa, debido a que tanto los gastos calóricos como los organismos en las personas no son iguales.  

Las más peligrosas son las que te invitan a bajar de peso cómodamente y en un corto período de tiempo a razón de productos milagrosos, o recurriendo al consumo vertiginoso de un solo grupo alimenticio y restringiendo otros. Por ejemplo las dietas hiperproteicas que se concentran en la proteína olvidando los carbohidratos.

O la dieta cetogénica que consiste en reducir el consumo de carbohidratos sin eliminarlos por completo y en sustituirlos por proteínas y grasas. La idea es que el organismo en lugar de emplear los carbohidratos para proveer y almacenar la energía utilice las grasas.

Peligros de la dieta cetogénica

El principal problema que suscita esta dieta es el aumento de los triglicéridos y colesterol en la sangre, a lo que clínicamente se denomina dislipidemia. Así como diferentes trastornos gastrointestinales, por la dificultad del organismo para absorber la proteína y la grasa consumidas, manifestándose en diarreas, cólicos, reflujo y estreñimiento.

Esta dieta también promueve la deficiencia de vitamina B11, responsable de la quema de ácidos y depósitos grasos en el organismo. Al haber grandes cantidades de grasa, esta vitamina no tiene como resolver y la grasa se va a la sangre y tejidos.

Asimismo es importante señalar que si el cuerpo no tiene suficiente glucosa en la sangre querrá obtenerla de donde sea, incluso del corazón. De igual modo, aparte de debilidad recurrente y mareos, esta dieta pudiera causar halitosis y osteoporosis

Consejos para adelgazar de forma segura

A continuación te presentamos varios consejos que puedes tener en cuenta para bajar de peso sin inconvenientes a corto, mediano y largo plazo.

Primeramente, puede resultar beneficioso el entorno familiar. Si todos tus familiares están al tanto de tu empresa pueden ayudarte y cooperar con la preparación y el consumo de alimentos saludables, hecho que beneficiaría a todos por igual.

Es significativo prestar atención a las bebidas que ingieras. Muchas contienen excesiva cantidad de azúcar y por tanto un índice alto de calorías. Para la sed no hay nada mejor que el agua y si tomas leche asegúrate de que sea descremada. 

Olvídate de los cambios drásticos. Puedes empezar por pequeños detalles que a la larga van a tener mayor trascendencia, como por ejemplo reducir las porciones de comida paulatinamente; dejar de lado las bebidas gaseosas y preferir jugos naturales, además de empezar a caminar más seguido. 

Aprende a escuchar a tu organismo. Si ya no tienes hambre no hace falta que sigas comiendo porque sí. Especialistas recomiendan comer despacio y saborear los alimentos, lo que permitiría sentir satisfacción más pronto de lo que crees.

Trata de no comer con estados de ánimo alterados, por ansiedad o aburrimiento. Asimismo, evita saltarte alguna comida y organiza un horario que contemple tus tres raciones principales y dos entre comidas. En ellas pueden figurar frutas o alimentos integrales que ayuden a reducir el hambre. 

Vete alejando poco a poco pero con determinación de las comidas rápidas y enfócate en alimentos de alto valor nutricional. En este sentido, trata de mantener una alimentación balanceada y ejercítate al menos 60 minutos al día. 

Si no sientes afición por algún deporte en específico tan solo camina más. Es lo menos costoso que existe y puede traer cambios positivos con respecto a tu salud en general. 

Conjuntamente puedes iniciar una rutina de pesas y resistencia, que aparte de tonificar tu cuerpo facilitan la eliminación de calorías. 

Por último, mantén tu cuerpo convenientemente hidratado durante la actividad física.

Sí es posible que podamos perder peso sin efectos colaterales para la salud, pero debemos en un principio, descartar las tentadoras ofertas de cambios sustanciales en corto tiempo, pues ponen de manifiesto los diversos peligros de adelgazar.

Lo ideal siempre es entender que la mejor dieta es para toda la vida, en general, y la podemos llevar a cabo siendo más conscientes de la necesidad de una alimentación balanceada y acompañada por la ejercitación física periódica. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s