alimentos-adelgazar-bajar-de-peso

¿Las dietas estrictas son peligrosas?

En un intento desesperado por bajar de peso, es posible que tengas alguna vez la tentación de tomar atajos para ver resultados en el menor tiempo posible. Aunque también es sabido que estos pasadizos suelen entrañar desconfianza entre los especialistas. 

Por ello, a continuación evaluaremos qué tan buena opción puede ser seguir dietas estrictas, si nos centramos, sobre todo, en las consecuencias que las mismas pueden traer para la salud ya sea a corto, mediano o largo plazo.

¿Qué son las dietas estrictas?

También llamadas dietas restrictivas, las dietas estrictas son métodos que buscan obtener mayores resultados (al bajar de peso) en cortos períodos de tiempo mediante la ingesta planificada de cierto tipo de alimentos en detrimento, por supuesto, de otros.

Por ejemplo existen dietas como la Dukan o la Atkins que tienen como objetivo centrarse en las proteínas, sin importar su origen, al tiempo que excluyen completamente los hidratos de carbono. Por otra parte, existen dietas vegetarianas o veganas que hacen precisamente lo contrario, dejan a un lado la proteína animal. 

¿Son peligrosas?

Al sobrepasar la ingesta recomendada de alimentos, así como al restringir otros estaríamos descompensando nuestro organismo. Así que por lo general y durante lapsos prolongados, este tipo de dietas sí puede ser el desencadenante de diferentes problemas graves de salud.

Por ejemplo, en dietas hipocalóricas podríamos perder aparte de grasa, masa muscular lo que traería como consecuencias una predisposición a sufrir fracturas, así como, más adelante, osteoporosis. Sin mencionar que el déficit de carbohidratos, grasas, proteínas, vitaminas y minerales haría que nos sintamos fatigados y débiles.

Mientras que en dietas hiperproteicas, con abstención absoluta o muy reducida de frutas y verduras, podríamos llegar a padecer enfermedades como insuficiencia renal, aumento de la tensión arterial e inclusive problemas cardiovasculares.

Otro de los peligros que entraña estos tipos de dieta es la posible alteración hormonal y del metabolismo en general. Trayendo consigo estados de ánimo propensos a la irascibilidad, insomnio, ansiedad y depresión. 

Dietas peligrosas para perder peso

Las dietas que podemos catalogar como peligrosas para perder peso tienen ciertas características. Como por ejemplo, aquellas que prometen grandes resultados en cortos períodos de tiempo, sin hacer cambios radicales en la alimentación a largo plazo y, además, están condicionadas a un único producto milagroso, sea este natural o sintético.

Hay muchas dietas relámpago que tienen estas especificaciones, algunas se centran en limón, piña, vinagre de manzana o sopas específicas. El principal inconveniente de este tipo de dietas es que generan ataques de hambre y se subiría de peso con facilidad al salir de este régimen alimenticio. 

También estaríamos ante dietas para nada equilibradas en las que nos centramos en un único tipo de alimentos, como la ingesta de proteínas en las dieta Atkins o Dukan, que terminarían generando problemas en diferentes órganos: riñones, hígado y corazón.

Por último mencionaremos aquellas cuya ingesta calórica sea menor a 1200 calorías al día, que podría ser ejemplificada a través de ayunos, como en la dieta Detox, basada en jugos y sopas. Un ayuno por uno o dos días para desintoxicar el organismo está bien, pero igual no se aprende a comer sanamente. Lo que implica que se recuperen, más adelante, los kilos perdidos. 

Dietas estrictas de famosas

Muchas dietas cobran auge a partir de que fueron seguidas por celebridades. A continuación mencionaremos algunas famosas que cumplieron regímenes alimenticios controvertidos.

La cantante británica Adele es una de ellas. Según el portal web miarevista.es, perdió aproximadamente 65 kilos siguiendo un régimen alimenticio vegetariano bastante estricto, que incluía verduras, almendras, frutas, lácteos y algunos carbohidratos. A lo que añadía tres sesiones de pilates a la semana.

Mientras que la conocida actriz Jennifer Aniston ha hecho popular la llamada dieta zona, llevando a cabo hasta cinco comidas al día. La misma radica en equilibrar los niveles de insulina en el cuerpo. Además, como actividad física ha manifestado su interés por el yoga.

También la cantante Beyoncé se decanta por una dieta vegana, que combina con toda la actividad física que le sugiere las coreografías que realiza tanto en ensayos como espectáculos. 

Siguiendo a celebridades como Renée Zellweger y Katherine Zeta Jones, después de su segundo hijo Kim Kardashian se ha apuntado a una dieta hiperproteica, sin carbohidratos ni azúcares, con el plan de bajar más de 35 kilos. Hecho que desató críticas por lo nada saludable de esta decisión. 

Por último, se sabe que Jennifer López consiguió perder cinco kilos y reducir dos tallas siguiendo el reto Marcos Borges, o la dieta de los 22 días, que se centra en alimentos saludables (evitar carnes y alimentos procesados), aunado a una cuota de actividad física diaria.

¿Debemos asistir a un nutricionista antes de iniciar una dieta?

No hay fórmulas generalizadas que indiquen que tal o cual alimento puede generar efectos positivos o negativos en todos. Y es que no todos los organismos trabajan de la misma forma, ni tienen que enfrentarse a las mismas situaciones diarias, ni manejan los mismos requerimientos. 

Por esto es que un plan alimenticio siempre debería estar diseñado por un especialista, con lo cual el mismo tiende a ser personalizado.

Solamente tras un estudio de las variables que se asocian al individuo, tales como peso, edad, estado físico, padecimientos, entre otros; es posible dar en el clavo de una dieta ajustada que permita perder peso en un tiempo prudencial y, lo que es más significativo, sin efectos secundarios.

Más que una dieta instantánea para bajar de peso, podemos poner en práctica una alimentación consciente, saludable y equilibrada. Sin olvidarnos, por supuesto, de hacer del ejercicio un hábito recurrente en nuestras vidas.

De esta forma, los cambios poco a poco se verán reflejados en nuestro aspecto físico, estado de ánimo y situación de salud en general.

Pero si deseamos conseguir cambios más rápidos a través de dietas estrictas, recordemos que nuestros organismos funcionan de manera diferente, por ello, siempre lo más aconsejable será que acudamos a un nutricionista para que nos guíe al momento de modificar nuestros hábitos alimenticios sin temor a efectos colaterales. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s