estreñimiento-alimentos

Estreñimiento crónico: tratamiento y remedios naturales

Si bien el estreñimiento para muchos es un suplicio pasajero, que fue la consecuencia de alguna comida en exceso o un medicamento específico, para otros se convierte en un consecuente compañero con el que hay que aprender a lidiar. 

Es de esta forma que podemos entender el estreñimiento crónico como un trastorno que afecta la normalidad de las funciones propias del organismo, trayendo como consecuencia un significativo desmejoro en la calidad de vida de quien lo sufre.

A continuación te presentamos algunas de las características inherentes a este padecimiento, así como muchos de los alimentos y remedios naturales que tienes a tu disposición para hacerle frente.  

Síntomas del estreñimiento crónico

Según el portal web mowoot.com hay una serie de criterios bien precisos que han sido de acuerdo internacional para poder diagnosticar el estreñimiento crónico. Estos son los llamados criterios ROMA III, en los que encontramos, además, todo lo referente a enfermedades gastrointestinales.

Teniendo esta referencia, allí observamos como síntomas clave: el producir menos de tres deposiciones por semana, realizar un gran esfuerzo así como dolor para evacuar, distención abdominal y en cuanto a la consistencia de las heces, éstas son muy duras, compactas.

Asimismo, otros síntomas recurrentes tienen que ver con presentar diferentes sensaciones: como de evacuación incompleta o de obstrucción en el área que se extiende del recto al ano.  

Características de la defecación

A propósito de las deposiciones, existe una útil herramienta de diagnóstico llamada escala de heces de Bristol, que fue implementada por la Universidad de Bristol en el Reino Unido y sirve para evaluar la forma y consistencia de las heces.

De una escala del 1 al 7, correspondiendo el número 1 a un individuo estreñido y el 7 a alguien con diarrea, allí queda evidenciado que las personas con estreñimiento evacúan pequeñas bolitas solidificadas. Es decir, sus deposiciones son muy truncadas, duras y secas. 

Tratamiento del estreñimiento crónico

Ya diagnosticado el estreñimiento crónico, en un principio el gastroenterólogo evaluará la severidad del mismo. Los tratamientos más simples se relacionan con cambiar hábitos alimenticios, aumentando la ingesta de fibra y consumiendo suficiente agua al día.

En estos casos también puede ser útil un entrenamiento para acudir al baño justo después de las comidas, hacer de este un hábito programado y recurrente. 

Mientras que para casos de más gravedad, es necesario un tratamiento mucho más rígido, a mediano y largo plazo y con un empleo de una mayor disciplina. Por ejemplo, dicho método suele constar de tres fases que pueden ser: educación, desimpactación y prevención.

La fase de educación está asociada sobre todo a medidas de corte nutricional y estilo de vida saludable, con ejercicios y la ingesta de suficientes líquidos, así como resulta útil la programación de los hábitos relacionados con la necesidad de ir al baño.

Mientras que en la desimpactación rectal puede realizarse preferentemente con laxantes orales, aunque si estos fallan se debe recurrir a enemas, para ablandar la heces y conseguir que sean expulsadas.

Por último está el mantenimiento de la zona, que es también una especie de prevención, en el que se puede recurrir a un tratamiento de mediano plazo con laxantes osmóticos o estimulantes para prevenir la acumulación de heces. Las cirugías quedarán reservadas como última opción en casos muy particulares.

Alimentos para el estreñimiento crónico

Existen alimentos que debido a sus compuestos pueden incidir de manera positiva o negativa con respecto al estreñimiento crónico. Por ejemplo, debemos saber que se deben evitar las carnes rojas, pues son difíciles de descomponer y quedan largo rato en el tracto digestivo.

En cambio se debería optar por el pescado, que posee además de proteínas saludables una menor cantidad de grasa y suele ser de mejor calidad que la carne roja.  

Asimismo, en vez de arroz blanco, que suele ser astringente, se debe consumir arroz integral, rico en fibra, vitaminas y minerales. La fibra colabora con el tránsito intestinal.

Otro cambio imprescindible consistirá en cambiar la harina de trigo blanca por otra totalmente integral.

En cuanto a las frutas, verduras y hortalizas, tenemos que se pueden consumir casi todas, aunque hay ciertas excepciones, como el limón y algunas verduras y hortalizas que produzcan gases. 

Es de amplia recomendación el aceite de girasol, así como aquellos elaborados a partir de semillas. 

Por último, la sal en exceso puede ser contraproducente.

Estreñimiento crónico en niños 

Es un lugar común decir que el estreñimiento en los niños es bastante habitual. Las causas, a su vez, son asociadas con cambios bruscos en la alimentación y con alteraciones en los  esfínteres. 

Con respecto a los síntomas, tenemos que aparte de los indicios habituales, como son las deposiciones duras, el dolor al evacuar y la falta de recurrencia al ir al baño (menos de tres veces por semana), se pueden ver rastros de heces en la ropa interior así como en casos más graves se puede evidenciar sangre en los excrementos. 

Cuándo acudir al médico

Por lo general son temporales los casos de estreñimiento en niños. Sin embargo, conviene ir al médico en casos de urgencia en los que encontramos fiebre, inapetencia, sangre en las heces o cuando parte del intestino sale por el ano, a lo que se llama prolapso rectal.

Remedios naturales para el estreñimiento crónico

También hay alternativas naturales para tratar el estreñimiento crónico, como por ejemplo el té verde, que debido a su cantidad de antioxidantes y efecto laxante incita a la limpieza del colón, así como suscita una buena digestión.

Asimismo es recurrente la linaza, fuente de fibra y ácidos grasos, para promover el tránsito intestinal.

Mientras que la avena es rica en vitaminas, minerales y fibra. Lo ideal sería beberla en los desayunos. 

Son múltiples los beneficios de la sábila o aloe vera, entre los que tenemos limpiar el colon y ayudar al aparato digestivo.

Por otra parte, entre las frutas más recomendadas tenemos la manzana, que al contener pectina apoya el funcionamiento del aparato digestivo. Posee, además, un alto contenido de fibra. 

Otra fruta sugerida es el cambur, debido a su alta cantidad de potasio. Asimismo, cuenta con oligosacáridos, sustancias que incide positivamente en la digestión.

Podemos mezclar el aceite de oliva y el limón. Para lo que necesitamos el jugo de un limón y una cucharadita de aceite, ambos en una taza de agua caliente. Es muy recomendado beber en ayunas.

Por último, tenemos otra combinación estelar para tratar el estreñimiento, debido a su característica de laxante natural: la miel de abejas y el vinagre de manzana. A un vaso de agua fresca le añadiremos una cucharadita de cada uno de estos ingredientes y podemos tomar hasta tres veces al día.

Estos remedios son recomendables llevarlos  a cabo conscientemente uno a la vez,  para así evitar dificultades intestinales que pudieran surgir.

Muchas personas suelen ignorar que sufren de estreñimiento crónico, aun cuando no lo sepan, y aunque en varios casos no podamos evitarlo, sí podemos aprender, tomar conciencia y poner en práctica muchos hábitos que permitan alejarnos de las complicaciones asociadas a este trastorno.

En este punto, bien valdría la máxima que nos dice que la mejor medicina siempre es la preventiva. De allí que contemos con alimentos y remedios naturales que pueden incidir notoria y positivamente en la disminución de este malestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s