hernia

Hernias: Síntomas, causas y consecuencias

Las hernias no son problemas médicos de alta peligrosidad, pero sí deben ser atendidas con atención porque ciertas manifestaciones pueden representar problemas muy serios. En la siguiente guía realizaremos un repaso sobre varios aspectos de ellas, así que no pierdas detalle.

¿Qué son las hernias?

Cuídate Plus señala que las hernias se producen cuando un tejido que integra el intestino sobresale en los músculos abdominales por un punto débil. El tejido que sobresale se percibe como un bulto que genera dolor, especialmente cuando toses, levantas un objeto pesado o cuanto te inclinas.

Las hernias no siempre son peligrosas, y son capaces de desaparecer por sí mismas. No obstante, si la hernia no mejora sola, es capaz de brindarte consecuencias potencialmente mortales, por lo que no puedes dejar de estar pendiente de ella.

El médico puede aconsejar la realización de una cirugía para reparar la hernia inguinal si esta se vuelve dolorosa o si se agranda. La reparación de la hernia es un procedimiento quirúrgico frecuente en estos casos, así como lo es la laparoscopia para extirpar la hernia. 

Síntomas de las hernias

El signo más visible de la hernia es la aparición de un bulto en cualquiera de los lados del pubis, bulto que se hace más evidente cuando te levantas, toses o si realizas cualquier tipo de esfuerzo. Este bulto es acompañado por la aparición de una sensación de ardor o de dolor en el área.

El bulto genera una sensación de incomodidad o dolor en la ingle cuanto de levantas, toses o haces algún esfuerzo. Esta sensación también se le asocia con un cierto “arrastre”, debilidad o presión. Es posible que sientas dolor e hinchazón alrededor de tus testículos si el bulto desciende al escroto.

En niños pequeños y recién nacidos, las hernias se producen por una debilidad en la pared abdominal que se presencia en el nacimiento. De vez en cuando, la hernia solo es visible cuando el bebé llora, tose o se esfuerza en la evacuación intestinal. Esto puede causar irritabilidad e inapetencia en el niño.

La hernia se vuelve muy problemática cuando no la puedes empujar hacia adentro porque los contenidos de ella quedan atrapados en la pared abdominal. Una hernia puede ser “estrangulada” si queda atrapada, lo que interrumpiría el flujo de sangre hacia el tejido atrapado.

Una hernia estrangulada desarrolla su propio cuadro de síntomas, que incluye fiebre, náuseas y/o vómitos, dolor repentino que aumenta rápidamente, incapacidad para evacuar o expulsar gases, y coloración rojiza o violácea del bulto de la hernia.

Si el bulto de la hernia adquiere cualquier color, debes acudir urgentemente a un especialista porque es indicativo de que la hernia está estrangulada.

Causas de las hernias

Hay hernias que no tienen una causa identificable. Otras, por otro lado, pueden surgir a partir de un aumento de presión dentro del abdomen, esfuerzo al evacuar u orinar, embarazo, actividades agotadoras, tos o estornudos crónicos, y un punto débil preexistente en el abdomen.

En varias personas, la debilidad abdominal que da lugar a la hernia empieza desde el nacimiento, cuando el recubrimiento del abdomen no se cierra como debería. Otras hernias aparecen en etapas posteriores de la vida, particularmente por el debilitamiento de los músculos por cuestión de edad.

En los hombres, el punto débil se presenta en el conducto inguinal, el punto en que el cordón espermático entra al escroto. Por su parte, las mujeres tienen su punto débil en el nexo entre el tejido conectivo del útero y el tejido que rodea al hueso púbico.

Tipos de las hernias

hernia
Foto: Shutterstock.com

Las hernias se pueden clasificar en tipos, siendo una tipología muy usada aquella que corresponde al sector en que la hernia aparece. Siendo así, se pueden distinguir cuatro tipos principales de hernia.

La hernia femoral justo debajo de la ingle, y es más común en mujeres que en hombres, cuyo equivalente sería la hernia inguinal, que se manifiesta en la ingle y que puede llegar hasta el escroto.

La hernia hiatal o de hiato surge cuando la parte superior del estómago sobresale de la cavidad abdominal hacia la torácica mediante una abertura en el diafragma. Este tipo de hernia es muy visible ya que puede alojarse en los costados del pecho.

Una hernia umbilical es aquella que se aloja en la región del ombligo. No se sabe a ciencia cierta qué la ocasiona, pero goza de una alta visibilidad para el paciente y para otras personas.

Hablamos de hernias incisionales cuando ellas se desarrollan a través de una cicatriz de una operación quirúrgica anterior. Este es uno de los motivos por el que se da mucha atención a la posibilidad de que una operación deje cicatriz o no en el paciente.

Cómo tratar las hernias

Si la hernia es pequeña e indolora, el médico puede recomendarte esperar y vigilar su desarrollo. A veces, usar un braguero de soporte puede aliviar el dolor, pero el médico debe dar el visto bueno porque es necesario que la prenda se ajuste correctamente.

Un proceder bastante habitual en estos casos es realizar una operación quirúrgica, y son dos las principales opciones de cirugía que se presentan en un caso de hernias, reparación abierta y laparoscopia.

En la reparación abierta, el cirujano realiza una incisión en la ingle y empuja el tejido sobresaliente en el interior del abdomen. El cirujano cierra el área y la refuerza con una malla sintética. Este procedimiento se llama hernioplastia.

En la laparoscopia, el cirujano realiza varias incisiones en el abdomen para así llenarlo de gas e ingresar un dispositivo llamado laparoscopio. Guiado por la cámara del laparoscopio, el cirujano inserta pequeños instrumentos a través de las incisiones para reparar la hernia con una malla artificial.

Como has visto, la hernia es un problema médico que puede solventarse con facilidad si acudes al especialista con prontitud, por lo que cuentas con muy buenas probabilidades de superarla con éxito. Incluso si la hernia es indolora, deberías chequearte para así tener una opinión más completa de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s