cambios-cuerpo-bajar-de-peso

¿Qué cambios ocurren en tu cuerpo al bajar de peso?

Los cambios de peso determinan al cuerpo humano, la salud de una mujer de 100 kilogramos no es la misma que la de una de 50 kilogramos, y esta variabilidad se mantiene en todos los posibles casos. Esta es una realidad confirmada por estudios científicos y que se comprueba en el día a día.

Tu cuerpo se ajusta a tu peso, razón por la que ocurren cambios importantes cuando ganas o pierdes kilos. Dichos cambios son nocivos si el aumento o el descenso se produce súbitamente.

En los siguientes apartados conocerás más a fondo los cambios que tu cuerpo experimenta cuando pierdes peso, tanto cuando pasa en condiciones normales como cuando ocurre de manera muy rápida. No pierdas detalle de lo siguiente.

¿Qué le sucede a tu cuerpo al bajar de peso?

Genial Gurú indica que bajar de peso no solamente implica deshacerse de los rollitos ni de los pesos de mal, sino que son varios los cambios que ocurren en el cuerpo a medida que pierdes peso.

Bajar de peso implica contar con mayores niveles de energía, un peso corporal limita la capacidad de tu cuerpo para llevar a cabo actividades. Por otro lado, la transferencia de oxígeno mejora notablemente, por lo que no te desgastarás al momento de realizar actividades físicas.

Bajar de peso puede mejorar tu memoria, las habilidades cognitivas relacionadas con la planificación, organización de estrategias y organización tienden a mejorar con la pérdida de peso, así como la capacidad de generar recuerdos. La relación no es muy clara aún.

Tu apariencia mejora cuando bajas de peso, puede que tu piel se haga más clara y tu cabello más grueso, y es posible también que tus uñas se fortalezcan. Todo eso desemboca en una apariencia más saludable que se percibe a simple vista.

El sobrepeso perjudica el sistema respiratorio y agrava los síntomas de las alergias. Cuando bajes de peso, te darás cuenta de que tus alergias serán menos fuertes porque tus vías respiratorias serán menos densas. En determinados casos, pudieras dejar el uso de inhaladores o píldoras.

La pérdida de peso hará que tus pies sean más pequeños, lo que indicará que ellos también acumulaban grasa. Es probable que tus piernas y dedos se hagan más delgados, lo que probablemente te lleve a efectuar ciertos cambios en tu guardarropa.

Al bajar de peso te haces más sensible a las bajas temperaturas porque la grasa es una capa adicional de protección que vas a perder. Siendo así, necesitarás elegir muy bien los suéteres y abrigos que serán parte de ti durante los periodos fríos del año.

En las mujeres, la pérdida de peso se relaciona con cambios en el ciclo menstrual porque también se experimentan alteraciones en los niveles hormonales. El aumento o disminución de los estrógenos y progesteronas no se desentiende de la pérdida de peso.

Bajar de peso te haría menos proclive a las migrañas porque reduciría la cantidad de células inflamatorias en tu cuerpo, células que tienen relación con la posibilidad de experimentar migrañas o no. Si las migrañas persisten, quizás sean menos intensas que antes.

La pérdida de peso repercute en la grasa excesiva alrededor de la garganta, que bloquearía las vías respiratorias superiores y te haría más proclive a la apnea del sueño y los ronquidos. En otras palabras, con bajar de peso pudieras reducir las probabilidades de que ronques al dormir

Cambios que ocurren en tu cuerpo al adelgazar

perdida-peso
Fuente: Shutterstock.com

Tus células grasas disminuirán cuando estás adelgazando, y eso se debe a que el cuerpo extraerá de ella la energía que no puede recibir de alimentos que no estás comiendo. Mantener el peso es importante porque si los kilos vuelven rápidamente, dichas células se inflarán de nuevo.

Además de reducir las células grasas, al adelgazar podrás disminuir la cantidad de grasa intraabdominal, la grasa que se adhiere a los órganos. Reducir la grasa intrabdominal puede prevenir el desarrollo de la diabetes.

Adelgazar puede implicar una mayor sensibilidad a la insulina dado que el cuerpo, al comer menos, tendrá que nutrirse mejor de los alimentos que ingiere. Esta mayor sensibilidad a la insulina también incluye una mejor regulación sobre los niveles de azúcar en la sangre.

Tu cuerpo puede ser menos propenso a inflamaciones cuando adelgazas, y eso se debe a que habrá una mayor cantidad de proteínas inflamatorias en tu sistema. Esto te evitará experimentar dolencias como enfermedades cardiacas, diabetes o cáncer.

Adelgazar tiene repercusiones en tu tasa metabólica, puede que requieras menos calorías al día para mantener a tu cuerpo funcionando. Sin embargo, los cambios sobre la tasa metabólica son relativos, y dependen de factores como el ejercicio físico.

Tus articulaciones dolerán menos si adelgazas, no someterás a tus huesos y articulaciones a mucho estrés si logras mantener un peso indicado para tu cuerpo. A largo plazo, la tensión adicional puede desencadenar condiciones como osteoartritis.

Al adelgazar reducirás el colesterol malo y los triglicéridos, ambos elementos que pueden estimular el desarrollo de una enfermedad cardiaca si tienen niveles altos en el organismo.

A largo plazo, adelgazar hará que tu cuerpo sea más eficiente en tanto requerirá de una menor cantidad de esfuerzo para llevar a cabo las tareas. Esto puede incrementar tu productividad en trabajos físicos.

Es posible que pierdas el peso que se acumula en agua, pero esto solamente ocurre si la dieta involucra disminuir la ingesta de carbohidratos porque ellos suelen acumularse con el agua. En una dieta baja en carbohidratos, ellos no son reemplazados y, al agotarse, pierdes agua también.

Por último, adelgazar puede hacer que bajes tu presión arterial porque tener mucho peso obligar al corazón a un bombeo sanguíneo más arduo, lo que estimularía una presión arterial más elevada. Si corres riesgo de sufrir hipertensión, bajar de peso puede ser una opción interesante para ti.

En definitiva, tu cuerpo cambia notablemente cuando bajas de peso, y estos cambios repercuten en tu estado de salud. Conocer cuáles son dichos cambios es indispensable para que tengas un mayor conocimiento sobre tu propio cuerpo y lo que le ocurre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s