cirrosis higado

¿Qué es la cirrosis y cuáles son sus causas y tratamiento?

El hígado es el órgano interno más grande, y puede sufrir lesiones a causa de diferentes factores, como el alcoholismo. Esta es una causa de cirrosis.

Cuando la enfermedad está avanzada, puede ser mortal. De acuerdo al American College of Gastroenterology, es la séptima causa de muerte en Estados Unidos. Es por ello que es importante tomar las previsiones para cuidarlo.

Esto se debe a que cumple muchas funciones importantes y complejas para mantener el buen funcionamiento del cuerpo. Una de ellas es que la sangre que sale del estómago y de los intestinos pasa por el hígado para regresar al corazón.

En este proceso, el hígado toma de la sangre los nutrientes que fueron absorbidos por el sistema digestivo para procesarlo y usarlo luego. También produce bilis, la cual es transportada hacia el sistema digestivo y así procesar las grasas y vitaminas.

Al mismo tiempo, elimina las toxinas y los medicamentos que quedan de desecho en la sangre. Estos son excretados en la bilis. Además, produce proteínas, entre estas, aquellas que están implicadas en la coagulación regular de la sangre.

¿Qué es la cirrosis?

Se trata de la cicatrización del hígado debido a lesiones producidas en este órgano. A medida que la cicatrización va avanzando, se va produciendo una fibrosis que se va extendiendo a medida que se producen más lesiones y el hígado intenta repararse.

Cuando el hígado intenta repararse constantemente, se produce ese tejido de cicatrización, o fibrosis, que deriva en la cirrosis. Esto hace que el hígado no funcione con normalidad, todo lo contrario, dificulta la ejecución normal de sus funciones, lo que hace que este falle.

En estado avanzado puede ser mortal, y es un problema irreversible. Sin embargo, si se detecta a tiempo y se recibe el tratamiento adecuado, es posible detener un poco el avance de los daños, y en ocasiones muy raras, hasta es posible revertirse, según Clínica Mayo.

Síntomas

Durante la primera etapa de la cirrosis los síntomas no aparecen. Estos se llegan a sentir cuando las lesiones hepáticas son más grandes. Cuando los síntomas aparecen, pueden incluir los siguientes, o una variedad de los mismos:

Cansancio extremo, o fatiga. Pérdida del apetito y de peso. Náuseas y vómitos. Hemorragias repentinas o aparición de hematomas sin razón aparente. También se hinchan las piernas, los tobillos y los pies.

Además, produce picazón en la piel, ictericia y ascitis, o acumulación de líquido en el abdomen. Los vasos sanguíneos se brotan, formando una especie de araña en la piel; y en el caso de las mujeres, se produce la ausencia del ciclo menstrual.

En el caso de los hombres, se produce ginecomastia, o agrandamiento de los senos, pérdida del apetito sexual y atrofia testicular. Por otro lado, aparece la encefalopatía hepática, que causa confusión, dificultad para hablar y somnolencia.

Causas de la cirrosis

Existe una variedad de enfermedades que son capaces de dañar el hígado y son la causa de que aparezca la cirrosis. La más común, sin embargo, es la adicción al alcohol. Sin embargo, existen otras enfermedades que afectan el hígado, provocando la cirrosis.

Entre ellas están la hepatitis de tipo B, C y D. La enfermedad del hígado graso y hemocromatosis, o acumulación de hierro en el cuerpo. El desorden digestivo genético y la hepatitis autoinmunitaria, así como la destrucción de las vías biliares, y su endurecimiento también son causantes de cirrosis.

Algunas infecciones, como la sífilis, y el consumo excesivo de medicamentos también son factores de riesgo que potencian la aparición de esta enfermedad.

Tipos de cirrosis

higado-cancer-cirrosis

Existe una variedad de cirrosis, de acuerdo a la enfermedad o problema que lo cause, según el portal ON Salus.

Cirrosis alcohólica hepática: Este tipo de cirrosis se produce por el consumo excesivo de alcohol. De hecho, es la más común. Quienes beben alcohol en exceso durante un periodo de 10 años tienen más probabilidades de desarrollar un problema hepático.

Cirrosis criptogénica: se le llama así cuando no se conoce el motivo o la causa concreta que provoca la cirrosis. Para determinarla, es necesario realizar una biopsia del hígado y así poder tratarla de forma adecuada.

Provocada por hepatitis: la hepatitis provoca inflamación del hígado. Los tipos de hepatitis que se vinculan a la cirrosis y afectan el hígado son la del tipo B y C

Biliar primaria: en este caso, es la falla del sistema inmunológico, debido a que ataca a las células del hígado que están sanas. Cuando se pierden, de inmediato se sustituyen por tejido cicatrizado, el cual se extenderá por todo el órgano, incluyendo el conducto biliar.

Biliar secundaria: Es cuando los conductos biliares se obstruyen, y de esta forma se desarrolla la cirrosis. Esto se debe a que el tejido ya cicatrizado sustituye las células de los conductos que han sido destruidos.

Colangitis esclerosante primaria: Los conductos biliares se inflaman y se estrecha. Esto impide la movilización correcta de la bilis fuera del hígado. Si el tejido cicatrizado se expande a las células sanas, producirá una insuficiencia hepática.

Riesgos

Son varios los factores de riesgo que provocan la cirrosis. El consumo desproporcionado de alcohol es una de las causas principales. Pero también es posible que se desarrolle a partir de una hepatitis viral. 

Por otro lado, el sobepeso incrementa el riesgo de padecer enfermedades que potencien la cirrosis. Por eso es importante mantener el control del mismo. Por otro lado, la enfermedad puede causar una serie de desbalances en el organismo que podrían ser fatales.

Cómo se diagnostica la cirrosis

Debido a que los síntomas no se presentan en su etapa temprana, la cirrosis se puede diagnosticar a través de un examen de rutina o de un análisis de sangre. En caso de presentar síntomas, serán estos lo que determinen, luego de varias pruebas, la aparición de la enfermedad.

Cirrosis: Tratamiento

El tratamiento será el adecuado para la enfermedad que originó el problema. Por ejemplo, si la cirrosis es causada por el consumo de alcohol, lo adecuado sería dejar de beber inmediatamente. Si es debido al sobrepeso, entonces es necesario rebajar y comer alimentos saludables.

En caso de que la cirrosis sea producto de hepatitis o cualquier otra enfermedad, el especialista será el que determine cuál será el tratamiento a seguir, incluyendo algunos fármacos para acabar y controlar la enfermedad.

Sin embargo, cuando la cirrosis está muy avanzada, la última opción sería el trasplante, ya sea de un donante muerto, o parte del hígado de un donante vivo. Esta sería la única manera de evitar complicaciones.

Prevención

Es importante evitar el alcohol o beberlo de forma moderada. Sin embargo, si se padece de cirrosis, es necesario eliminarlo por completo. La alimentación también es importante. Una dieta a base de vegetales y verduras, así como de granos livianos y proteínas magras, es ideal.

Es necesario reducir o eliminar las grasa saturadas, la comida chatarra y las frituras. Si se tiene sobrepeso, una buena alimentación más un plan de ejercicios. Por eso es bueno consultar con el especialista para determinar una rutina apropiada para perder peso.

Vacunarse contra la hepatitis es importante. También lo es tener relaciones sexuales con protección y no compartir agujas o jeringas.

Conclusión

Para evitar la cirrosis y otras enfermedades hepáticas es importante tener cuidado con lo que se come, pero sobre todo, moderar el consumo de bebidas alcohólicas. Esta es la primera causa de la cirrosis. 

El chequeo médico constante es clave para detectar a tiempo la enfermedad y poder tratarla para evitar daños mayores. Por eso visitar al médico y hacerse los respectivos exámenes es fundamental para gozar de buena salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s