cancer-prevencion

¿Se puede prevenir el cáncer?

El cáncer puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, con características propias que lo distinguen uno del otro. Esto quiere decir que existen diversos tipos. De hecho, según el Centro para el control y la prevención de enfermedades, existen al menos 100 tipos de cáncer.

Prevenir el cáncer está relacionado, sobre todo, con el estilo de vida que se lleva, la alimentación y otros hábitos que pueden incidir en la formación de células cancerígenas.

Hay que tener en cuenta que ciertos tipos de cáncer se pueden detectar a tiempo, como el cáncer de mama. Otros sin embargo, aparecen de acuerdo a una sintomatología específica, como dolores o sangrado al orinar o en las heces.

Detección del cáncer a temprana etapa

Detectar el cáncer en sus primeras etapas contribuirá a que el tratamiento sea más efectivo. Hay que tener en cuenta que factores como la edad juegan un papel importante en este proceso.

En el caso del cáncer de mama, a partir de los 35 años las mujeres deben estar chequeándose los senos constantemente para detectar cualquier anomalía. En el caso del cáncer de próstata, el escrutinio tiene que hacerse a partir de los 40.

Si bien es cierto que estos tipos de cáncer pueden aparecer a cualquier edad, la población etaria que más sufre de este tipo de cáncer es la que se ha mencionado. Por otro lado, en el caso de cáncer de boca, este se puede detectar si surgen manchas o granos con frecuencia.

En el caso de ciertos órganos, como en el útero, existen pruebas que ayudan a detectarlo. Hacerlo a tiempo incide en aplicar el tratamiento efectivo para evitar su propagación y mantener los órganos.

Cuando se trata de cáncer uterino, la prueba se debe iniciar a los 21 años, y debe realizarse periódicamente. También es importante tomar medidas preventivas contra el VPH, ya que también es causante de este problema, según Centro para el control y prevención de enfermedades.

Todas estas medidas son necesarias para detectar cualquier tipo de cáncer a tiempo. También es necesario tomar medidas preventivas para evitar que la enfermedad surja. Estas medidas tienen que ver con hábitos en la alimentación, y en ciertas rutinas cotidianas.

Cómo prevenir el cáncer

Hay enfermedades que se pueden prevenir, y el cáncer es una de ellas. Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer del pulmón es el que más muertes causa, y se podría reducir esta tasa eliminando el hábito de fumar.

Al mismo tiempo, es importante no exponerse a espacios o lugares donde haya fumadores, pues la incidencia de cáncer podría ser mayor al inhalar el humo de cigarrillos. Lo mismo sucede en ambientes donde el aire está contaminado.

Evitar la exposición prolongada al sol o usar bloqueador solar contribuirá a prevenir el cáncer de piel. La radiación UV es dañina para la piel y potencia las células cancerígenas. Es importante estar atentos a la aparición de lunares o verrugas.

Esto podría indicar problemas de melanoma, si un lunar cambia de forma o de color, lo más prudente sería acudir a un dermatólogo para hacer una prueba de descarte. Otra manera de prevenir el cáncer es vacunándose.

Es verdad que no existe la vacuna contra el cáncer, pero las vacunas contra el VPH o contra la hepatitis B ayudan a prevenir el cáncer de cuello uterino, de ovarios y de vagina, en el primer caso, y en el segundo, se reducen los riesgos de desarrollar cáncer de hígado.

Los buenos hábitos alimenticios también inciden en la prevención. Reducir o eliminar el consumo de productos procesados o de comida chatarra, así como de bebidas gaseosas y de bebidas alcohólicas contribuirá a evitar problemas de obesidad y gastrointestinales que podrían derivar en cáncer.

La actividad física también es importante. Según el portal Mejor sin cáncer, dedicarle media hora a la actividad física reduce el riesgo de sufrir cáncer de colon. Incluir rutinas de ejercicio diarios, o algo tan simple como caminar son buenos métodos para reducir el riesgo.

Consejos para prevenir el cáncer

Estos consejos tienen que ver con los métodos de prevención antes mencionados.

  • Chequeo médico: es importante el chequeo constante para descartar cualquier problema de salud que luego derive en cáncer.
  • Evitar el consumo de tabaco: como ya se ha dicho, es uno de los tipos de cáncer que más afecta a la población. Evitar el tabaco o eliminar su consumo es importante para evitar el cáncer de pulmón, de faringe y de boca.
  • Proteger el cuerpo: existen sustancias nocivas que contienen productos cancerígenos. Esto es frecuente en ciertos tipos de trabajo, donde se debe pedir información sobre las sustancias o químicos que se usan y las medidas de prevención que tiene la empresa para evitarlos.
  • Reducir o eliminar las bebidas alcohólicas: estas producen cáncer de esófago, de colon, de cuello y de mama, entre otros. Beber en exceso potencia la aparición de estos tipos de cáncer, así como otros problemas de salud.
  • Usar protector solar: los rayos UV son peligrosos para la piel, la pueden dañar y generar melanoma, o cáncer de piel. Evitar una exposición prolongada al sol es la clave para evitar este tipo de cáncer.
  • Consumir más frutas y verduras: los productos naturales tienen vitaminas y minerales y otras sustancias que ayudan a eliminar los radicales libres y las células cancerígenas. Es necesario consumir productos frescos y evitar aquellos procesados y que contengan conservantes.

Alimentos para prevenir el cáncer

Este punto es importante, porque una buena alimentación ayuda a mantener el cuerpo y la mente sana. Reducir aquellos productos procesados y cambiarlos por alimentos orgánicos es lo mejor para evitar el cáncer.

Existen alimentos, sin embargo, que contribuyen a prevenir el cáncer. Aumentar la ingesta de estos, o usarlos como ingredientes en las comidas, es una forma sana de contribuir con el organismo para evitar este y otros problemas de salud.

El agua es indispensable para eliminar toxinas. Por eso es necesario beber 2 litros al día. Por otro lado, el ajo y la cebolla ayudan a limpiar el hígado. Estos se pueden usar como condimento en ensaladas y diversos alimentos.

En el caso de la berenjena, esta posee sustancias que protegen a las células de sufrir mutaciones que derivan en ciertos tipos de cáncer. El brócoli, así como la coliflor y el berro son alimentos que tienen la capacidad de prevenir tumores, ya que eliminan los radicales libres y también refuerzan el sistema inmunitario.

Las frutas, como el melón, contienen antioxidantes. Esta fruta en particular contiene betacaroteno, al igual que la zanahoria. El consumo de remolacha, por otro lado, contribuye a la regeneración de las células.

El pescado es un alimento muy recomendable por ser rico en Omega-3. Los cítricos también contienen vitamina C y muchos antioxidantes, al igual que los pimientos. Claro está, estos hay que consumirlos con moderación.

Arroz integral: Según la Secretaría de Salud este tipo de arroz retrasa el surgimiento del cáncer, ya que posee propiedades que contribuyen a la protección de ciertos tipos como el de próstata, mama y colon.

Conclusión

En líneas generales, para prevenir el cáncer es necesario ser conscientes de los hábitos alimenticios, así como de ciertas rutinas que podrían perjudicar la salud. Quienes tienen una forma de vivir más sana son menos propensos a desarrollar cáncer, aunque tampoco es una garantía.

Lo cierto es que estos hábitos también inciden en evitar otros problemas de salud que no están relacionados precisamente con el cáncer. Así que es importante tomar todas estas medidas para tener un mejor estilo de vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s