tos-seca

Tos seca: Síntomas y cómo curarla

La tos seca es un tipo particular de tos donde no hay una presencia pronunciada de flema en la expectoración. La tos seca no suele ser un signo de una enfermedad más grave, pero hay situaciones en las que sí lo es, por lo que debes estar pendiente continuamente de ella.

En los siguientes apartados hablaremos sobre diferentes aspectos circundantes a la tos seca, como sus síntomas, el tratamiento, agentes que la causan y cómo actuar frente a ellos, sus diferencias respecto a la tos con flema, y muchos otros aspectos de interés.

Síntomas

Family Doctor señala que los principales síntomas de la tos seca son el picor continuo en las vías respiratorias, pecho despejado sin sibilancia ni congestión, problemas para conciliar el sueño, y tos sin expectoración de mucosidad.

La tos seca puede generar afectaciones en el tímpano y las cuerdas vocales, por lo que las alteraciones de voz son otro signo frecuente de la enfermedad.

La ausencia de sibilancia se debe a la ausencia de flema en los pulmones, la tos seca no está acompañada de flema que pueda obstaculizar las vías respiratorias y que ocasione los pitidos que caracterizan a la sibilancia.

El picor continuo es un resultado directo de la irritación generada por la tos seca, que ocurre por la ausencia de flema y su efecto “suavizante” sobre la tos y que disminuye el daño que percibe el revestimiento de la garganta.

Los síntomas asociados a la tos seca empeoran de noche, razón que fundamenta que ciertas personas no puedan dormir adecuadamente cuando tienen tos seca. Te será bastante útil tener más capas de protección contra el frío para no disparar los ataques de tos.

Diferencia entre la tos seca y la tos con flema

corona-4916954_960_720

La tos seca no genera una producción excesiva de flema, que es el esputo que expulsamos del cuerpo en la mayoría de los episodios de tos.

La ausencia de flema en exceso genera que la tos seca sea más irritante en la garganta que la tos con flema en tanto no existe el efecto suavizante del esputo en la garganta. Esto es lo que genera el agravamiento de la voz.

La ausencia de flema en exceso en las vías respiratorias permite también la ausencia de la sibilancia, que es un fenómeno respiratorio bastante común que consiste en pequeños pitidos al inhalar aire.

Tos seca persistente

La tos seca persistente es un tipo de tos seca que se prolonga por mayor tiempo del habitual. Aunque todavía no es una tos crónica, corre el peligro de convertirse en una, por lo que tienes que redoblar los esfuerzos en pro de erradicar la tos.

Es posible que la tos seca persistente desarrolle flema en el corto o mediano plazo. Cuando esto ocurre, es muy probable que la tos seca persistente se haya convertido en tuberculosis, razón que hace crucial e indispensable agendad una cita con un médico.

La tos seca persistente se origina de un tratamiento inadecuado de los signos de la tos seca originaria, o de la falta de algún tipo de tratamiento, lo que permite que el cuadro de tos se manifieste de manera prolongada.

¿Cómo curarla?

El tratamiento aplicado para la tos seca persistente debe ajustarse para que atienda y elimine la causa de la afección. En este sentido, es bastante común que el especialista recete una serie de medicamentos para atacar la causa una vez esta haya sido identificada o bocetada.

En caso de que la causa de la tos seca sea alérgica, el especialista sugerirá medidas complementarias a los fármacos, como el consumo abundante de agua a lo largo del día porque el agua libera las vías respiratorias y alivia la irritación generada por la expectoración sin flema.

El consumo de 1 cucharada de jarabe de zanahoria o de orégano tres veces por día es otra medida complementaria posible porque la zanahoria y el orégano poseen propiedades antitusígenas que pueden disminuir la tos.

Beber 1 taza de té de menta tres veces al día es otra medida que te ayudará contra la tos seca. La menta es una hierba con acción tranquilizante, mucolítica, antitusígena, expectorante y descongestionante, es un remedio casero bastante útil para afrontar esa condición.

Los casos de tos persistente que duren más de 1 semana merecen especial atención, especialmente si el paciente sufre de asma, bronquitis, rinitis u otra enfermedad respiratoria crónica porque puede ser un signo de que la enfermedad está empeorando.

  1. Tos persistente en adultos

Los casos de tos persistente en adultos son ligeramente más graves que los casos pediátricos, es posible que la irritación en la garganta sea mayor a raíz de la mayor capacidad pulmonar del adulto en comparación con la de un niño. El agravamiento de la voz es también más pronunciado.

¿Cómo evitarla?

Evitar la tos seca y la tos persistente es sencillo si puedes reconocer los agentes que la causa y evitar entrar en contacto con ellos, aunque en algunos casos puedes eliminar dichos agentes, una acción bastante recomendada.

La tos seca se puede originar por una alergia al polvo, que es uno de los desencadenantes más comunes. Las acumulaciones de polvo serán historia si aplicas hábitos de higiene adecuados y si limpias todos los rincones de tu casa de manera continua.

Es posible que experimentes tos seca después de un episodio de reflujo gastroesofágico, que suele ocurrir a partir de la ingesta de alimentos muy picantes o ácidos. Con excluir estos alimentos de tu dieta es suficiente.

Determinados problemas cardiacos pueden provocar la acumulación de líquidos en los pulmones o insuficiencia respiratoria, que son causas comunes de tos seca. Con un estilo de vida saludable que incluya alimentación balanceada y ejercicios físicos continuos puedes olvidar tales problemas.

El humo de cigarrillo es un causante habitual de tos seca, indiferentemente de si resulta del consumo del tabaco o si se trata de humo de segunda mano. Abandonar el tabaquismo y también los lugares indicados para los fumadores es una buena estrategia para evitar la tos seca.

Los síntomas asociados al asma pueden estimular episodios de tos seca, sibilancia, falta de aire y problemas al respirar; estos son problemas capaces de generar expectoración sin flema. Según tu tipo de asma, puede aplicar determinadas estrategias para evitar las crisis asmáticas.

Con esta información alrededor de la tos seca, deberías contar ahora con mayores capacidades y conocimientos que te sirvan para afrontar los síntomas y establecer el tratamiento más idóneo para tu cuadro particular de tos seca. Consultar con un especialista nunca está de más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s