asma

Estos son los tipos de asma y su tratamiento

El asma es una enfermedad bastante común que puede incapacitarte o brindarte molestias poco relevantes para tu ritmo de vida normal. Sin embargo, es necesario un abordaje serio en cualquiera de los casos para que no se agrave.

A continuación conocerás varios detalles sobre los diferentes tipos de asma que existen, síntomas, medicamentos, tratamientos, y otros aspectos que es necesario e indispensable conocer.

¿Qué causa un ataque de asma?

Mayo Clinic apunta que los ataques de asma ocurren cuando el paciente se expone a un desencadenante del asma, sustancias que estimulan las reacciones subyacentes a los ataques. Tus desencadenantes del asma pueden ser muy distintos a los desencadenantes de otra persona.

El humo de tabaco es un desencadenante común, no es una sustancia saludable para nadie y mucho menos para una persona asmática, por lo que la recomendación es que te alejes de los fumadores y de los entornos en que ellos fuman.

Los ácaros de polvo son animales diminutos que están en casi todas las casas, y son desencadenantes habituales de ataques de asma. La estrategia más adecuada es eliminarlos de todas las superficies de tu hogar.

Las mascotas peludas pueden ser desencadenantes de asma a raíz de todo lo que desprende su pelaje. Puedes optar por buscarles otra casa, mantenerlos lejos de ti y de tu cuarto, o bañarlas continuamente para que no sean una amenaza.

Otro desencadenante del asma es el moho, que se desarrolla especialmente en entornos húmedos. Mantener bajo el nivel de humedad es un buen modo de mantener el moho a raya, y lo puedes conseguir con un humidificador o con usar aire acondicionado.

Tipos de asma

Hay varias clasificaciones del asma, y una de ellas depende de su origen, que contiene el asma extrínseca y el asma intrínseca. No se sabe cuál es el origen del asma intrínseca, que se detecta con mayor frecuencia en la adultez y que tiene una tendencia a cronificarse.

Por su parte, el asma extrínseca es una reacción de antígenos y anticuerpos que provoca el cuadro de asma y que afecta principalmente a niños y adolescentes. Consiste en algunos ataques reversibles y breves de broncoespasmos con silbidos y dificultad para respirar.

El asma puede clasificarse en leve, moderada y grave según su intensidad y frecuencia, el nivel de la obstrucción bronquial y su presencia en la vida cotidiana. Solo el asma leve no requiere tratamiento y no afecta negativamente la cotidianidad del paciente.

El asma grave es debilitante y es potencialmente mortal dado que incluye una limitación importante de la capacidad pulmonar y de la calidad de vida en consecuencia.

Asma bronquial

El asma bronquial afecta principalmente durante la infancia y la adolescencia y disminuye con el paso de la edad, pero es posible que vuelva a resurgir a partir de los 40 años. Los varones son más propensos a experimentar el asma bronquial que las niñas.

El diagnóstico del asma bronquial se basa principalmente en la historia clínica y una descripción profunda de los síntomas. Es obligatoria la realización de una exploración respiratoria y de un examen rinológico. Los datos se complementan con información de pruebas cutáneas.

El asma bronquial tiene altas probabilidades de convertirse en una enfermedad crónica, por lo que un tratamiento oportuno y preciso se vuelve especialmente necesario.

Asma: Tratamiento

asma-tipos

Los tratamientos contra el asma deben medir su gravedad y tener identificados los agentes desencadenantes de las crisis asmáticas para suprimirlos del entorno del paciente. Esto solo se logra a partir de instruir al paciente respecto a los distintos tipos de agentes desencadenantes.

El tratamiento se orienta a evitar la cronificación de los síntomas, normalizar las funciones pulmonares en orden de evitar daños irreversibles y preservar la normalidad del día a día del paciente.

Todo tratamiento contra el asma debe cubrir tres frentes fundamentales de la enfermedad: mucosa bronquial, broncoespasmo y alergias, y esto se debe a que la persistencia de uno puede incidir en el resurgimiento de los otros síntomas.

Asma y tratamiento quirúrgico

El tratamiento quirúrgico para el asma es una de las últimas medidas que se aplican porque su aplicación implica que el tratamiento farmacológico no brinda los resultados esperados.

Los casos de tratamiento quirúrgico involucran el despeje de las vías respiratorias, situación que ocurre cuando la obstrucción es particularmente acentuada.

Medicamentos contra el asma

El tratamiento farmacológico para el asma constituye una manera bastante habitual de abordar las crisis independientemente del caso de asma que se presente porque el especialista receta medicamentos según las características de la crisis que te afecte.

Los corticoesteroides inhalados son de los medicamentos más recetados para controlar el asma a largo plazo porque ellos reducen la hinchazón y el estrechamiento de las vías respiratorias. Su uso prolongado en niños puede retrasar ligeramente el proceso de crecimiento.

Los modificadores de leucotrienos bloquean los químicos presentes en el sistema inmune que originan los síntomas del asma. Estos modificadores pueden bloquear los síntomas por un periodo no mayor de 24 horas.

Los LABA son un grupo de medicamentos broncodilatadores que abren las vías respiratorias y reducen la inflamación por un lapso mínimo de 12 horas. Se usan para abordar los signos del asma moderada y nocturna, así como para evitar los síntomas nocturnos.

La teofilina es un broncodilatador diario en forma de pastillas que es indicado para el asma leve. Este medicamento relaja las vías respiratorias y disminuye la respuesta de los pulmones a agentes irritantes. Puede tener repercusiones sobre los síntomas nocturnos del asma.

Los medicamentos para el asma pueden tener efectos secundarios, pero la gran mayoría de ellos son leves y tienden a desaparecer pronto. No todas las personas consumen los mismos medicamentos porque ellos dependen del tipo y gravedad de los síntomas.

Prevención del asma

Evitar los desencadenantes del asma es la principal manera de evitar las crisis, razón por la cual debes identificar con precisión los agentes que inician tus ataques de asma para así aplicar medidas que los eliminen o te hagan evitarlos.

Evitar ejercicios de alta intensidad durante épocas de mucha polinización es otra medida de prevención, este tipo de ejercicios puede dificultar la respiración y agravar los posibles síntomas del asma.

Los niños deben vigilar a los niños para evitar la interacción con agentes desencadenantes tanto como sea posible. Es necesario inculcarles hábitos de higiene y la importancia de hablar sobre cualquier molestia física o respiratoria por más mínima que sea.

Conocer el asma es fundamental porque es una enfermedad muy común y que puede tener repercusiones muy graves sobre la vida dependiendo de su tipo particular. Siendo así, esperamos que esta información te ayude a afrontar tus futuros casos de asma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s