antibioticos

¿Cuáles son los efectos secundarios de los antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos con un uso bastante extendido, y eso se debe que a son útiles para tratar enfermedades leves y bastante comunes en nuestra vida cotidiana. Es imposible que una persona no ingiera antibióticos en su vida por un u otra razón.

Los medicamentos antibióticos no son buenos para todo tipo de enfermedad, ellos son completamente inútiles cuando se trata de infecciones víricas porque en ellas no hay ninguna bacteria involucrada. Si tienes un virus, hacer uso de antibióticos no será efectivo en lo absoluto.

Los antibióticos no están exentos de efectos secundarios, que son más o menos graves según las circunstancias que rodean a cada uno. En la siguiente lista encontrarás un breve repaso alrededor de los efectos secundarios iniciados por la ingesta de antibióticos.

¿Cómo actúan los antibióticos?

El Manual MSD afirma que los antibióticos cumplen la función de eliminar microorganismos o de detener su reproducción en el organismo, acción que facilitará su evacuación por parte del sistema inmunitario del cuerpo humano. También se pueden ingerir para evitar infecciones.

Los antibióticos deben ser consumidos hasta que las bacterias sean completamente eliminadas, lo cual puede requerir que el tratamiento se prolongue más allá del fin de los síntomas. Es poco común que el consumo de antibióticos dure menos de 5 días.

Es importante recordar que los antibióticos no tienen efecto alguno sobre infecciones víricas y la mayoría de infecciones porque no son condiciones que se origen a raíz de bacterias. Recordar este hecho es importante para evitar su mal uso.

El especialista debe saber cuál es la bacteria que origina los síntomas porque cada antibiótico está preparado para responder ante determinadas bacterias, por lo tanto, será ineficaz contra bacterias que salgan de su rango de acción.

Realizar pruebas no siempre es necesario, un tratamiento de antibióticos puede empezar bajo el supuesto de que las infecciones detectadas son originadas por un cierto conjunto de bacterias que los medicamentos escogidos pueden atender. Esto ocurre con una frecuencia relativamente alta.

Las pruebas son necesarias cuando no se sabe con exactitud la bacteria que origina la infección, o cuando no puede predecirse con exactitud el desarrollo de un antibiótico. Las pruebas de detección consisten comúnmente de muestras de sangre, orina o tejido.

Los antibióticos son mejorados continuamente para tratar con la resistencia de las bacterias, que se desarrollan continuamente con el fin de sobrevivir. Las investigaciones en este ámbito son constantes en orden de que los antibióticos sigan cumpliendo su función.

Efectos secundarios de mezclar alcohol con antibióticos

pills-3673645_960_720

Tanto el alcohol como los antibióticos generan los mismos efectos secundarios, como lo son el malestar estomacal, mareos, somnolencia. Combinar las dos sustancias generalmente resulta en una acentuación de dichos síntomas.

El alcohol no debe ser mezclado con antibióticos como metronidazol, tinidazol, sulfametoxazol y trimetoprima porque puede producir efectos secundarios más graves, como sofocos, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y arritmia.

Es importante rescatar que el linozolid, que es otro antibiótico, interactúa profundamente con bebidas alcohólicas como vinotinto y cerveza. Esto es importante de saber porque esta interacción puede generar un aumento muy peligroso de la presión arterial.

Algunos antigripales y enjuagues bucales contienen alcohol, por lo que debes ser especialmente minucioso y chequear la información nutricional para cerciorarte del porcentaje de alcohol que incluyen.

El alcohol puede desacelerar la recuperación iniciado por los antibióticos, aunque es cierto que la mayoría de antibióticos no deberían salir perjudicados bajo cantidades mínimas de alcohol. En todo caso, lo mejor que puedes hacer es evitar el consumo de alcohol durante el tratamiento.

Diarrea ocasionada por los antibióticos

La diarrea postantibiótica son las evacuaciones que ocurren después del consumo de antibióticos que, supuestamente, alterarían el equilibrio dinámico entre bacterias buenas y malas en el tracto intestinal. Los únicos síntomas son la aparición de heces blandas y de evacuaciones más frecuentes.

La diarrea postantibiótica puede empezar 1 semana después de la ingesta de antibióticos, pero hay situaciones donde ella empieza semanas después de terminado el tratamiento. Este tipo de diarrea es bastante leve, no requiere tratamiento y tiene la tendencia de desaparecer sola.

Toda persona que consuma antibióticos puede sufrir diarrea postantibiótica, riesgo que incrementa más si los antibióticos se vienen ingiriendo por un periodo prolongado de tiempo. Tomar más de antibiótico también incrementa el riesgo de diarrea postantibiótica.

No hay complicaciones particulares a la diarrea postantibiótica, solamente está asociada a pérdida excesiva de líquidos, sed intensa, micción reducida o nula, y otros signos. La pérdida excesiva de líquidos puede ser mortal si no se le trata adecuadamente.

Reacción alérgica a los antibióticos

Los antibióticos pueden causar reacciones alérgicas leves o graves, estas reacciones surgen por la presencia de determinados componentes en uno o varios antibióticos. Es imprescindible que un paciente que presente alergia hacia un antibiótico no esté en contacto con él ni otros similares.

En las reacciones alérgicas leves surgen erupciones en la piel que incluyen prurito y/o una ligera sibilancia. Las reacciones leves pueden desaparecer por sí solas si se presentan únicamente con sibilancia o requerir medicación menor si presentan erupciones.

Las reacciones alérgicas graves son potencialmente mortales, y suelen incluir síntomas como inflamación de la garganta, dificultar para respirar y disminución de la presión arterial. Las reacciones alérgicas graves se le conocen como anafilaxia.

Hay personas que anuncian ser alérgicas a determinado antibiótico al haber presentado anteriormente simples efectos secundarios, por lo que ellas no saben hacer la distinción entre efecto secundario y reacción alérgica hacia los antibióticos.

Quienes hayan presentado reacciones adversas leves hacia un antibiótico pueden seguir ingiriéndolo y cualquiera de lo que estén relacionados a él siempre que el especialista indique y mida la trascendencia de los síntomas presentados.

Conocer más sobre los efectos secundarios de los antibióticos es inteligente en tanto tendrás un conocimiento más profundo sobre algunos de los medicamentos con mayor presencia a lo largo de tu vida. Siendo así, esperamos que la información suministrada te haya sido útil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s