antibioticos

¿Cuáles son los usos más comunes de los antibióticos?

Los antibióticos son medicamentos muy comunes, y eso se debe a que tratan enfermedades recurrentes en la vida cotidiana que pocas veces son mortales, pero de igual modo son incómodas.

Los antibióticos son medicamentos de uso común, y esa es una de las causas por las que hay algunos mitos alrededor de ellos y que solamente genera desinformación y cierto grado de desconfianza hacia ellos y los resultados que pueden brindar.

En esta oportunidad se hará una revisión profunda hacia los antibióticos y dos de sus usos más recurrentes. También brindaremos recomendaciones que pueden serte útiles al momento de usarlos.

¿Qué son los antibióticos?

El Manual MSD indica que los antibióticos son fármacos que se recetan para tratar las enfermedades originadas por bacterias, por lo que son completamente inútiles frente a infecciones víricas y muchas otras infecciones.

Los antibióticos detienen la reproducción de microorganismos o los suprimen de nuestro sistema. Estos medicamentos son muy importantes porque facilitan la tarea del sistema inmune y disminuyen la peligrosidad potencial de las enfermedades.

Las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos, por lo que estos fármacos son continuamente perfeccionados para que sigan teniendo efectos sobre las enfermedades. Esta continua evolución de las enfermedades es un fenómeno bastante común.

Cada antibiótico se orienta a atacar bacterias específicas, por lo que el especialista debe conocer qué bacteria origina los síntomas para recetar el antibiótico adecuado. Si el antibiótico no es el correcto, la persona seguirá desarrollando la enfermedad.

Algunos tratamientos con antibióticos dan inicio sin haber identificado la bacteria que origina la enfermedad, pero sí con una idea sobre cuál es la bacteria o bacterias con mayores probabilidades de tener presencia.

Los antibióticos pueden generar reacciones alérgicas, que pueden ser leves o graves. Las reacciones leves incluyen erupciones con prurito, pero las graves son potencialmente mortales. Las reacciones alérgicas a los antibióticos son conocidas como anafilaxia.

El consumo de antibióticos a veces es realizado para evitar el desarrollo de enfermedades. Este uso de los antibióticos es conocido como profilaxia, y suele realizarse en un periodo corto de tiempo para no generar cualquier tipo de dependencia.

Antibióticos para el dolor de garganta

No es necesario el uso de antibióticos para la mayoría de casos de dolor de garganta dado que ellos desaparecen por sí solos en 1 o 2 semanas. Los antibióticos no tendrán ningún efecto si el dolor de garganta se origina por irritación al aire o por efecto de un virus.

El uso contraindicado de antibióticos para el dolor de garganta puede ser perjudicial para niños y adultos. En caso de que se presenten otros síntomas, el especialista médico puede indicarle otros fármacos o estrategias alternativas para afrontarlos sin recurrir a antibióticos.

Los antibióticos son comúnmente recetados para casos de dolor de garganta, específicamente si ellos se deben a infecciones estreptocócica porque estas son causadas por las bacterias. Los antibióticos se recetan para evitar el desarrollo de fiebre reumática, que empeora los síntomas.

Si se detecta un caso de infección estreptocócica, el paciente debe guardar reposo en su casa y no salir apenas haya empezado el tratamiento de antibióticos.

El diagnóstico de infección estreptocócica se realiza a partir de un hisopado rápido de la garganta, y bajo ningún punto de vista se puede diagnosticar simplemente con mirarla, solo con pruebas de laboratorio.

Antibióticos para curar infecciones las infecciones de orina

pill-1884777_960_720

La gran mayoría de infecciones urinarias se deben a bacterias, por lo que los antibióticos, en teoría, son útiles para afrontar estas afectaciones.

Las bacterias que originan las infecciones se han vuelto cada vez más resistentes, por lo que los antibióticos comunes son cada vez menos eficaces para tratar las infecciones urinarias. Con cada consumo de un antibiótico aumentan las probabilidades de que las bacterias resistan más.

El fortalecimiento de las bacterias es un problema grave porque las infecciones urinarias tienden a ser recurrentes en las personas, por lo que pueden convertirse en problemas de difícil o costosa solución.

Los antibióticos para la infección urinaria deben ser consumidos como los receta el especialista, y no pueden ser abandonados a menos que lo indique el proveedor. Puedes complementar sus efectos con la ingesta abundante de agua.

Las infecciones urinarias pueden surgir por otras circunstancias, como las Enfermedades de Transmisión Sexual, por lo que el consumo de antibióticos será completamente ineficaz ante ellas.

Las infecciones urinarias pueden evitarse con mucha facilidad, algunas estrategias que puedes aplicar son la micción previa y posterior a las relaciones sexuales, miccionar con regularidad, mantenerse correctamente hidratado, etcétera.

Recomendaciones antes de tomar antibióticos

No tome antibióticos distintos a los recetados por el médico porque muy probablemente ellos no resuelvan la enfermedad, y puede que agraven los síntomas o desarrollen nuevos signos que compliquen tu condición.

Si estás embarazada no deberías consumir antibióticos a menos que sus beneficios superen sus posibles riesgos. Hay algunos antibióticos que son más inofensivos que otros en estos casos, como lo son las penicilinas y las cefalosporinas.

El tratamiento con antibióticos debe prolongarse hasta que las bacterias hayan sido completamente eliminadas de cuerpo, por lo que deberías continuarlo incluso después de la desaparición de los síntomas. Cortar el tratamiento a la mitad hará resurgir los signos.

La automedicación no está recomendada en ningún momento, ni siquiera en el caso de patologías recurrentes en ti y que hayas tratado con medicamentos similares. Esta es una advertencia que los especialistas realizan frecuentemente y que, no obstante, sigue siendo desoída.

No deberías mezclar alcohol con antibióticos porque, aunque dicha combinación no genera síntomas especialmente peligrosos, el consumo de alcohol es capaz de desacelerar el proceso de recuperación iniciado por los fármacos.

Los antibióticos no solucionan todos los problemas de salud leves, esta es una creencia que se ha esparcido a raíz de la desinformación y un uso descuidado de estos medicamentos. Compartir la información suministrada aquí es importante para que más personas estén al tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s