turismo-medico

¿Qué es el turismo médico y por qué México es líder en la región?

Cuando se trata de uno de nuestros bienes más atesorados: la salud, solemos explorar y agotar los recursos disponibles para mantenerla o hallar alivio en caso de existir padecimientos. El turismo médico se alza como una excelente opción para optimizar la salud por menor costo.

En todo el continente americano México es el país que lidera el turismo médico y son muchos los factores que intervienen en este hecho. Seguidamente daremos a conocer las causas, las implicaciones económicas además de los principales tratamientos y procedimientos clínicos llevados a cabo en diferentes ciudades del territorio azteca.

Por último, esbozaremos algunos de los lugares caracterizados por manejar costos accesibles, sin soslayar la calidad en los procedimientos llevados a cabo bajo esta modalidad del turismo de salud.

¿Qué es el turismo médico?

El turismo médico es una de las aristas del turismo de salud, este último también comprende el turismo de bienestar. El turismo médico consiste en emprender un viaje a otro país con la finalidad de recibir un tratamiento, someterse a una cirugía o beneficiarse de alguna atención médica.

El costo es una de las variables fundamentales al momento de tomar la decisión de viajar por razones de salud. De hecho, es justamente la relación entre el menor coste y la calidad del servicio médico ofrecido en otro país, lo que posibilita el turismo médico.

El costo y la calidad de los servicios médicos son las variables en las que recae la mayor atención de los turistas. No obstante, es posible que muchos turistas antes de decantarse por el país que los alojará, para solventar su inconveniente de salud, atiendan a elementos culturales, religiosos e idiomáticos.

Anteriormente, las personas de muchos países se dirigían a otras naciones para realizarse terapias o intervenciones quirúrgicas no existentes en su país de origen, lo que obedecía, mayormente, a la ausencia de personal especializado o a falta de equipos. Por múltiples motivos, esta situación se ha visto modificada.

Durante las últimas décadas, el turismo de salud, tanto en su modalidad de turismo de bienestar como de turismo médico, ha cobrado relevancia en muchos de esos países que tiempos atrás buscaban alternativas a su salud en otras latitudes. El elemento económico, como es de suponer, ha sido determinante en este cambio de dirección.

Y es que hoy día, cuando hablamos de turismo médico no nos referimos solamente a procedimientos clínicos y terapéuticos ejecutados con elevados niveles de calidad, sino a servicios de salud con costos accesibles o más bajos, en comparación con el país de origen del turista.

Aunado a los costos considerablemente menores y a la positiva reputación de los centros de salud oferentes de los diferentes servicios, la preparación del personal es otra variable de cardinal relevancia en el turismo médico. Aspecto que no pasa desapercibido por el viajero, pues se trata de poner a salvo o en riesgo su salud.

A propósito de lo anterior y en virtud del buen performance económico que ha generado el turismo médico, muchos profesionales de la salud recurren a otros países a especializarse en diferentes áreas y así contar con una formación académica que respalde su desempeño.

El componente lingüístico, o mejor dicho, las competencias en otros idiomas del personal (médico, administrativo, de logística) resultan de vital interés, dado que al manejar otras lenguas, el usuario sentirá mayor confianza y satisfacción ante el servicio prestado.  

Pero además de costos módicos y desempeño profesional certificado, el turismo médico demanda el apoyo de toda una compleja red de inversiones. Cadenas hoteleras, infraestructuras hospitalarias, agencias de viajes y sistemas de transporte ameritan solidez y eficiencia para cooperar y lograr la fluidez en el turismo médico.

En la actualidad este mercado emergente, cuyas proyecciones avizoran panoramas positivos en el sector económico se va haciendo extensivo a muchos países. Así, por ejemplo en América, países como México, Cuba, Ecuador y Costa Rica son demandados en cuanto a turismo de salud.

Tipos de tratamiento

La autopercepción es uno de los fenómenos que incide en la salud física y emocional. Así, los tratamientos de cirugía estética son de los más cotizados en cuanto a turismo de salud se refiere.

Especialmente intervenciones como mamoplastias o aumento de senos e incremento y modelación de los glúteos (gluteoplastia) son de las más frecuentes en la población femenina que acude a los países que ofrecen turismo médico. Aunque también son habituales otros tipos de cirugía como rinoplastia, cirugía bariátrica e inclusive tratamientos cosméticos faciales tales como dermopiling y microdermoabrasión con punta de diamante.

Así, la dermatología y sus aplicaciones son de los tratamientos más solicitados por los turistas médicos. El acné al igual que otras alteraciones en la apariencia de la piel: manchas, erupciones, despigmentación o úlceras, suelen estar entre las prioridades de los viajeros que desean hallar alivio en su salud cutánea.

En muchas personas el deseo de ejercer la maternidad o la paternidad se convierte en un anhelo profundo que las conduce a buscar soluciones, incluso, más allá de las fronteras de sus países. De manera que las terapias y los tratamientos de fertilidad constituyen un punto fuerte del turismo médico.

La reproducción asistida es el mecanismo más usual y recomendado para lograr la fecundación, una vez agotadas otras instancias. Ya sea mediante la fecundación in vitro, adopción de embriones o inseminación artificial, el turismo médico brinda asistencia en salud reproductiva.

Asimismo el carácter sofisticado de los equipos, con que operan los especialistas de centros de salud al servicio de turismo médico, permite realizar intervenciones de alta complejidad como trasplantes de órganos o tejidos.

Al mismo tiempo, otra de las razones que mueve a muchos viajeros a países oferentes de servicio médico es la necesidad de mejorar la actividad cardíaca, especialmente las cardiopatías. Estas afecciones traen consigo la debilitación del corazón con lo que el bombeo del flujo sanguíneo se ve menguado.

La implantación de prótesis en los miembros o necesidades ortopédicas también forma parte de las prácticas médicas demandadas por los turistas. Cirugías de tobillo, de muñeca, terapias cervicales y reemplazos de articulaciones son atendidas en centros médicos para viajeros.

Si bien tratamientos ortopédicos, estéticos o reproductivos se hallan entre los más requeridos por quienes viajan, también los servicios odontológicos ocupan los primeros lugares en solicitudes de turismo médico.

Sea por razones de salud bucal o de estética dental, los procedimientos odontológicos son menos costosos y garantizan calidad en los países destino. Ocurre algo similar con los tratamientos oftalmológicos, que encuentran en Cuba un lugar de referencia para mejorar la salud ocular.

El turismo de bienestar se encuentra estrechamente ligado al turismo médico, dado que afecta positivamente la autoestima y el estado de salud mental de los viajeros. Sobresalen entre los tratamientos más demandados en turismo de bienestar: yoga, terapias de búsqueda del equilibrio interno, ejercicios de relajación y meditación.

Normalmente lugares como spas y ambientes acondicionados para terapias de relajación con prácticas de aromaterapia son los espacios idóneos para los tratamientos de turismo de bienestar. Muchos testimonios de viajeros que toman terapias de bienestar confirman mejoras y armonía en la salud espiritual. 

Turismo médico en México

turismo-medico
Crédito: Shutterstock.com

Las bondades naturales de México así como las construcciones heredadas de la civilización azteca hacen de este país un lugar sumamente atractivo para hacer turismo. Aunada a la infraestructura que atestigua los vestigios de un gran imperio, su riqueza cultural, musical,  lingüística y gastronómica suman poder de seducción a la tierra de Moctezuma.  

Pero además de contar con recursos naturales y humanos capaces de regalar cordialidad y confort a los turistas, México es el país que encabeza el turismo médico de la región. Son múltiples los factores responsables de ello, sin embargo son tres cuya determinación es insoslayable: capital humano; costos competitivos y ubicación geográfica.

La preparación y formación del personal médico garantiza resultados positivos en los procedimientos ejecutados. Asimismo, los demás profesionales de la salud: enfermeros, bioanalistas, higienistas dentales, entre otros, brindan asistencia y orientación atinada a los pacientes turistas.

El turismo es un sector que depende de todo un engranaje en el que convergen profesionales de distintas áreas. Así, el adecuado desempeño y la disposición de quienes laboran en agencias de viaje, en hoteles, en medios de transporte, en restaurantes y en otros campos, complementan y posibilitan el turismo médico.  

La búsqueda de costos accesibles es una tarea que es común en muchas esferas de la vida y el turismo médico no es la excepción. Las tarifas que ofrecen los centros de salud mexicanos a los viajeros son menos costosas, en relación con Estados Unidos, por ejemplo, en donde el sistema de salud maneja precios más elevados. 

La oferta de salud en turismo médico es la principal razón que lleva a muchos residentes de los Estados Unidos a practicarse diferentes tratamientos en suelo mexicano. Especialmente quienes residen en los estados de California, Arizona y Texas o cuyo origen es hispano son asiduos pacientes turistas en México.

Otro elemento que podría justificar la elección de México como ruta para turismo médico, en el caso de los ciudadanos estadounidenses, es la falta de un seguro que cubra la totalidad de determinados tratamientos como los odontológicos que suelen ser bastantes costosos en Norteamérica.  

En México un implante odontológico podría valer menos del 60% que en Estados Unidos. A los precios, en materia bucal y dental, se anexa el hecho de que México es un país pionero y con un sólido reconocimiento en cuanto a tratamientos dentales, según lo expresado en el espacio gob.mx.  

Un tercer aspecto que favorece la trayectoria y la auténtica reputación de México en cuanto al turismo médico es su localización geográfica. Al compartir fronteras con Estados Unidos la cercanía de viajeros por motivos de salud, y también de recreación, incrementa la actividad y por tantos los ingresos del turismo médico.

Ciudades fronterizas como Tijuana y también Monterrey son los primeros destinos en los itinerarios de los turistas con propósitos médicos. No obstante, Ciudad de México sigue ocupando un lugar predilecto por los viajeros.

Y aunque la región del sureste mexicano cada vez más vaya ganando terreno y confianza en la prestación de servicios médicos para turistas, es la zona fronteriza la más perseguida. Específicamente es Tijuana la ciudad, del estado Baja California, la que alberga a más turistas por razones médicas, de acuerdo con elfinanciero.com.mx.  

Sin duda, aparte de los elementos mencionados hasta ahora, tanto el Océano Pacífico como el Golfo de México, hacen de este país un lugar irresistible para viajeros con finalidades disímiles. A su vez, la majestuosidad de complejos hoteleros contiguos a zonas playeras aumenta el atractivo.

Infraestructura que es mantenida y, al mismo tiempo, requerida en los centros de salud destinados al turismo médico. Como es de suponer, el componente tecnológico muchas veces deslumbra en dichos recintos, dada la necesidad de contar con equipos e instalaciones de vanguardia.

La estadía del viajero, bajo la modalidad de turismo médico, suele ser planificada para períodos cortos, dependiendo de la complejidad y recomendaciones postoperatorias. Empero, estos lapsos pueden verse extendidos, sobre todo, por las actividades de esparcimiento brindadas a los acompañantes y a los propios pacientes-turistas.

Como vemos las ganancias económicas reportadas por el turismo médico no dejan de ser considerables para los ingresos de México. Al respecto, estudios y opiniones de expertos financieros perfilan el turismo médico como uno de los más sólidos pilares en el crecimiento económico del país azteca.

El sector económico no sólo florece por el ingreso de divisas como pago de tratamientos, terapias y cirugías propias del turismo médico, sino también por la creación de empleos en los diferentes sectores: hostelero, de transporte, de esparcimiento, entre otros.  

En definitiva, al existir mayores posibilidades de inversión la economía fluye y aporta beneficios a toda la red que mueve el mercado turístico, lo cual naturalmente favorece al país.  

Lugares más económicos

Anunciamos en líneas anteriores que el manejo de costos competitivos es el factor que más motiva la realización de viajes al extranjero para solventar condiciones de salud. Por ello, si se trata de estadounidenses que van a México a recibir tratamientos, lo más común es que sean las ciudades fronterizas las que cuenten con los precios más económicos.

En Baja California, Tijuana es la ciudad que mayor cantidad de turistas por salud ha recibido, según portavoces del Consejo Mexicano de la Industria de Turismo Médico. De modo que dispone de una gran cantidad de centros de salud, lo que permite que los costos sean competitivos, haciendo cumplir la fórmula universal de oferta y demanda.

En el mismo estado, otro lugar bastante perseguido por el abundante número de consultorios, de especialistas y por los módicos precios es la localidad de Algodones. Dada su ubicación septentrional alberga, principalmente, residentes de las entidades estadounidenses Arizona y Nevada.  

Otro estado muy solicitado por ciudadanos estadounidenses, canadienses y también mexicanos de otras partes del país es Nuevo León. Específicamente la ciudad de Monterrey cuenta con un permanente flujo de turistas que se ven atraídos por los precios accesibles de cirugías bariátricas, por ejemplo.

Como movimiento natural del complejo ámbito económico, otros espacios no ubicados en la frontera también luchan por ingresar al mercado del turismo médico. Por consiguiente, con la oferta de los mismos servicios ofrecidos en localidades limítrofes con Estados Unidos, pero con costes ligeramente menores pueden formar parte del prometedor sector.

De hecho, ciudades del noroeste mexicano, como Durango han apostado por conformar grupos (o clúster) que fortalezcan la red del turismo médico en dicha región. A través de acciones que cooperen en mantener la calidad de los servicios médicos así como con la incorporación de atractivos complementarios, este tipo de turismo paulatinamente ha ido cobrando fuerza por todo el territorio.

Por último la denominada “temporada alta” en el argot turístico, suele coincidir con los meses soleados de México. Por lo que además de disfrutar de las temperaturas mexicanas, los viajeros, podrían hallar precios más solidarios con su bolsillo.

Si ya viajar supone una de las actividades más placenteras, cuando los motivos responden a asuntos de salud, la necesidad de cruzar fronteras se hace más imperiosa. Gracias al turismo médico, muchas personas logran solventar padecimientos y llevar a cabo tratamientos que en sus lugares de origen resultan más costosos.

Los beneficios derivados del turismo médico no sólo contribuyen con el bienestar de viajeros que deciden atravesar países para optimizar su salud sino que aportan rendimiento económico para los países que reciben turistas. Tanto la creación de empleos como el  ingreso de divisas dinamizan el performance financiero de la nación receptora.

El caso más representativo en turismo de salud, y especialmente en turismo médico, es México. Sus excelentes servicios así como sus asequibles costos lo posicionan en el primer lugar de América Latina y le permiten ocupar los primeros puestos de turismo médico en el panorama mundial.  

Si bien, el norte del turismo médico es la salud, otros aspectos circundantes como hotelería y transporte inciden en la puesta en marcha de toda actividad turística. Durante décadas estos y otros sectores han logrado ser ejecutados con coordinación y acierto en México, no en vano es considerado el líder del turismo médico de la región. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s