dolor de cabeza y nauseas

Náuseas y dolor de cabeza: ¿Cómo podemos tratarlo?

Hay una conexión entre las náuseas y el dolor de cabeza, una conexión que muchas personas fallan en observar a raíz de los síntomas que cada uno genera y la aparente inverosimilitud de una relación entre malestares supuestamente distintos entre sí.

Conocer las causas detrás del dolor de las náuseas y el dolor de cabeza contribuirá a tratar ambos malestares. En este sentido, la información que hallarás en los siguientes apartados te será muy útil e ilustrativa.

¿Qué relación tienen las náuseas con el dolor de cabeza?

Mayo Clinic indica que existe una posible relación entre las náuseas y dolor de cabeza en tanto las náuseas y los vómitos pueden asociarse a ataques de migraña, que son uno de los tipos más intensos de dolor de cabeza.

Por otro lado, algunos estudios sugieren que las personas que experimentan dolores de cabeza son más propensas a experimentar enfermedades gastrointestinales, aunque no hay acuerdo común respecto a las causas de esto.

Además, ciertas investigaciones han sugerido que padecer continuamente de trastornos gastrointestinales puede prolongar la duración de los dolores de cabeza, lo que indicaría que cefaleas y trastornos estomacales se influyen mutuamente.

Los niños son especialmente vulnerables a síndromes estomacales que incluyen dolores de cabeza ente sus síntomas. Algunos de estos son los vómitos cíclicos, migraña abdominal y el vértigo paroxístico benigno. Se les conocen a todos ellos como síndromes periódicos de la infancia.

Los síndromes periódicos de la infancia son considerados como una forma de migraña, incluso cuando ellos no generan dolores de cabeza. Esto se debe a que determinados síndromes periódicos se pueden convertir en migrañas a lo largo de la vida.

Es posible que tratar las afecciones digestivas tenga un efecto positivo sobre las migrañas, pero no hay evidencia suficiente para determinar firmemente la causalidad.

Causas del problema digestivo

Las náuseas son un problema digestivo relativamente común, por lo que no es extraño encontrar múltiples causas que las originen.

La alimentación es una causa habitual de náuseas, sea ya porque consumes una cantidad excesiva de alimentos, o porque lo que comes dificulta en gran medida los procesos digestivos. Los alimentos muy grasos, por ejemplo, son difíciles de digerir, y es posible que ocasionen vómitos.

Puedes tener náuseas a raíz de laberintitis, que consiste en la inflamación de una estructura al interno del oído, el laberinto. Los principales síntomas de laberintitis son mareos y vértigos que comúnmente derivan en náuseas.

Gastritis, gastroenteritis, reflujo y pancreatitis son algunos de los trastornos gastrointestinales que pueden ocasionarte náuseas y vómitos. Los trastornos gastrointestinales son altamente prevenibles, por lo que no corres un gran riesgo si tienes todo bajo control.

Las náuseas pueden empezar también a raíz de una migraña, que es un tipo de dolor de cabeza muy intenso y pulsante en un lado de la cabeza. La migraña puede estimular náuseas cuando es particularmente intensa, lo que amerita que consultes con un neurólogo para mayor detalle.

Los periodos de resaca también están asociados con náuseas, así como con dolores de cabeza y confusión prolongada. El esfuerzo excesivo del hígado para eliminar el alcohol y la deshidratación están detrás de las náuseas.

¿Cuáles son las causas más graves?

dolor de cabeza
Foto: Shutterstock.com

Determinadas causas de náuseas son más graves y ameritan una detección más temprana y dedicada para contener sus peligros y daños.

La hemorragia digestiva estimula episodios de náuseas. Durante las hemorragias se produce un sangrado en algún sector del sistema digestivo lo que genera, además de náuseas, vómitos con sangre o vómitos oscuros. Esto puede ocurrir por estrés, úlceras por estrés, o hernia de hiato.

Puede haber trastornos psicológicos detrás de las náuseas, como el estrés y la ansiedad. Es común que enfermedades psicológicas tengan repercusiones físicas también, que pueden ser un incremento del ritmo cardíaco, dolor de barriga o náuseas.

Personas hipoglucémicas tienen una mayor propensión a las náuseas como una de las consecuencias de una disminución del azúcar en la sangre. Otros signos de esto son vértigo, mareos y falta de coordinación.

Por último, es bastante común que los tratamientos de quimioterapia y radioterapia generen náuseas en el paciente como efecto secundario, lo que es parte del estado de debilidad generalizada que experimenta un paciente oncológico.

Otros factores

Cambios repentinos de posición corporal son capaces de generar vómitos, y esto se debe a que los jugos gástricos literalmente son removidos dentro del estómago, lo que naturalmente te hará sentir nauseabundo e incómodo.

Las náuseas en altamar son bastante frecuentes, especialmente en las personas que no están acostumbradas a la navegación. Con el tiempo, las náuseas generadas en altamar se disipan a medida que el cuerpo se habitúa.

En definitiva, hay una conexión subyacente entre náuseas y dolores de cabeza y que puede ayudarte mucho a identificar cuadros sintomáticos y priorizar algunos tratamientos sobre otros. Lo ideal es consultar a tu médico para obtener el tratamiento correcto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s