levantamiento de senos

Levantamiento de senos: tratamientos y riesgos

La ley de la gravedad constituye uno de los desafíos a los que el cuerpo hace frente con el transcurrir de los años. En la mujer este permanente reto se hace patente, de manera especial, en el busto, hecho que en algunos casos conduce al levantamiento de senos.

En lo que sigue te invitamos a conocer los distintos mecanismos para levantar los senos. Asimismo, compartiremos los riesgos que podría acarrear esta práctica y asomaremos, además, las preocupaciones estéticas y de salud que podrían justificar la reducción y el levantamiento de busto.

Levantamiento de senos con láser

Los alcances de la tecnología en el área de la salud han contribuido enormemente a facilitar técnicas y solucionar inconvenientes que anteriormente eran asumidos como incorregibles. La aplicación de los rayos láser ha supuesto un tratamiento médico con positivos resultados para el tratamiento de tejidos.

El realce de senos también denominado maxtopesia es un procedimiento llevado a cabo para levantar y fijar los senos caídos, producto de los años, del peso o en contadas ocasiones de haber amamantado. Tradicionalmente este procedimiento era ejecutado a través de incisiones que, en la inmensa mayoría de veces, dejaba cicatrices.

Con la implementación de la luz emanada de la radiación (láser), el levantamiento de senos es percibida como una práctica menos agresiva, desde el punto de vista del dolor; libre de marcas y con otros beneficios, como menor tiempo de recuperación y ausencia de sangramiento.  

En líneas generales, reseña epionebh.com que  durante la maxtopesia con tecnología láser, la radiación es absorbida por el líquido intracelular, lo que conlleva a la inmediata vaporización de las células. A su vez, este mecanismo conduce a la fortificación o endurecimiento del colágeno y, como consecuencia, aparece el deseado realce en el tejido.

El levantamiento de senos con láser, únicamente puede ser puesto en marcha por expertos. Tanto el grado de complejidad de la técnica, como el carácter altamente sofisticado de la manipulación con los haces de luz, propios de esta radiación, exigen que la trayectoria del profesional sea comprobada.

Frente al realce de busto con cirugía o mediante implantes, la maxtopesia con láser gana terreno cada vez más dada la mayor duración de los resultados. Asimismo, el hecho de no ameritar incisiones parece sumar valor a esta técnica basada en la ampliación en cuanto a la emisión de radiación, cualidad física que le da el nombre: láser.  

Levantamiento de mamas con hilos tensores

Pese a que los hilos tensores en sus distintas variantes son bastante conocidos en el mundo cosmético para reparar, sobre todo, los efectos de la flacidez del rostro. En los últimos años los rasgos biocompatibles y reabsorbibles de tales filamentos los han convertido en excelentes herramientas para elevar el busto.

Específicamente la función de estos filamentos radica en reforzar la acción de las células dérmicas, denominadas fibroblastos. A su vez, este soporte de los hilos tensores favorece la producción de colágeno y elastina, proteínas que permiten la resistencia y flexibilidad de la piel, respectivamente.

Quizás sea la seguridad brindada, en parte gracias a su cualidad de reabsorción por el organismo, lo que respaldada su uso, inclusive, en esferas ajenas a la belleza. Por ejemplo, en intervenciones clasificadas por su alta complejidad, como las cirugías cardíacas, estos hilos son empleados como parte de la sutura.

A diferencia de otros mecanismos para levantar el busto, el uso de los hilos tensores no deja huellas perceptibles en la piel, dado el diminuto tamaño de los orificios dejados por la aguja al urdir el tejido. El recorrido seguido por la aguja, que bajo estricta asepsia es dibujado anticipadamente, consiste en hilvanar con los filamentos hasta obtener una especie de malla en el tejido mamario subcutáneo.

Es preciso saber que los vértices y trazos seguidos por los hilos tensores son idóneos para subir los senos pero no para incrementar su volumen. Existen otros procedimientos para lograr esto último: lipofilling mamario o mamoplastia con implantes.

Pese a que es posible apreciar los efectos con inmediatez, tampoco la elevación del busto con hilos tensores no deja de sucumbir al paso del tiempo. De hecho, es posible que la flacidez retorne al cabo de algunos años.

Levantamiento y reducción de senos

aumento de senos antes y despues lq
Foto: Shutterstock.com

Hemos esbozado como principal propósito del levantamiento de senos la necesidad de corregir la flacidez del tejido mamario y fijar su posición, procurando la natural postura del pezón (hacia el frente). De modo que recobrar la firmeza de los senos, mediante su alzamiento, es sinónimo de juventud. 

Levantar el busto no implica aumentar su tamaño, como hemos anunciado. Sin embargo, tanto la elevación como la reducción de los senos, en algunas ocasiones, responden a preocupaciones estéticas.

La mayor tendencia a incrementar el tamaño del busto en relación con optar por una reducción, da cabida a que jóvenes deseosas por lucir pechos exuberantes se pregunten con asombro si alguien se sometería a operaciones que reduzcan el volumen de los senos.

La respuesta ante la potencial pregunta es afirmativa. Porque así como contar con senos pequeños (hipoplasia mamaria) puede comportar insatisfacción, la apariencia opuesta, es decir, el tamaño considerable del busto, igualmente, podría generar sensación de inconformidad o timidez.  

Aunque la decisión personal de cada fémina es la que prevalece al momento de definir el tamaño del busto con el que se siente más cómoda y atractiva, cuando se trata de reducir el volumen de los senos suelen destacar, principalmente, los motivos de salud. Por ejemplo, la columna es la que más molestias denuncia ante senos voluptuosos.

Soportar el peso generado por un busto grande, además de producir cansancio, propicia dolores en el cuello. A su vez, en el intento de equilibrar el peso, los esfuerzos de la espalda en mantenerse recta podrían terminar en contracturas musculares frecuentes.

Pero contar con un generoso busto acusa otras dificultades: mayor probabilidad de que los senos se caigan, hallar posturas cómodas para dormir o disfrutar totalmente de determinadas disciplinas deportivas y artísticas (como la danza).

La mamoplastia de reducción consiste en eliminar tejido con la finalidad de aminorar el volumen del busto. Tanto la piel como el tejido mamario suelen verse mermados para lograr adecuar la forma y posición del pecho.

Cigna señala que, en ocasiones, cuando el tejido adiposo contenido en las mamas es abundante bastará con sólo retirar la grasa, siempre y cuando la piel restante no suponga inconvenientes en la nueva modelación. Después de ejecutar los (re)cortes, el especialista apelará a la sutura para cerrar las incisiones.  

Riesgos

Levantar o reducir el busto involucra algunos riesgos. Los mismos pueden emerger durante el procedimiento clínico, propiamente dicho, o más adelante repercutir en el plano estético.

La reducción de senos es llevada a cabo mediante cortes que posibilitan descartar tanto tejido adiposo como fragmentos de piel, por consiguiente, la presencia de cicatrices, en un primer momento, podría constituir un riesgo. No obstante, estas marcas podrían ser desdibujadas con la implementación de mecanismos efectivos.

Los pezones también son componentes vulnerables ante este tipo de prácticas mamarias. Así, podría darse el escenario en que los pezones no queden correctamente alineados provocando alteraciones simétricas.

Otro aspecto en torno a los pezones, que podría ser motivo de preocupación, es la posibilidad de perder sensibilidad en ellos. Si bien el menoscabo de la sensibilidad alojada en los pezones, suele darse durante los primeros meses inmediatos a la manipulación del busto, sería la esfera erótica la que podría verse afectada durante algún tiempo.

Quienes desean proveer lactancia materna en el futuro deben saber que la capacidad para amamantar podría verse impedida o quebrantada tras la reducción de busto. Es por ello que considerar aspectos de este tipo, antes de la intervención, reviste cardinal relevancia.  

Por último, al igual que en toda cirugía, tanto el dolor, la inflamación y, a veces, el sangrado forman parte de estos procedimientos. Consecuencias poco representativas y de rápida superación en comparación con la prolongada molestia derivada del peso de un voluminoso busto.

Pero independientemente de si la disminución o el realce de senos afecta la salud o la apariencia, planificar deliberadamente la intervención y conversar con el especialista sobre enfermedades existentes u otras variables, contribuirá a tomar acertadas decisiones y a aminorar los riesgos. 

Después de tener una idea acerca de los tratamientos seguidos en la reducción del busto o en el levantamiento de senos no es difícil advertir la complejidad que subyace en ellos. Motivo suficiente para, entre otras razones, cerciorarse de que dichos procedimientos sean ejecutados por profesionales calificados.

Es relevante, asimismo, evaluar las razones que pudiesen motivar la maxtopesia o la mamoplastia por reducción. De manera especial cobra valor reflexionar sobre el deseo de amamantar posteriormente, pues como indicamos, es posible que este hecho se vea trastocado.

Por otra parte, es cuestionable la común opinión de que las mujeres deberían someterse a determinados procedimientos sólo para solventar dificultades de salud. Siempre que estén seguras del cambio que desean y de que el mismo contribuirá con su comodidad y autoaceptación, será legítimo levantar o reducir el tamaño del busto, eso sí, con la planificación y ejecución de un experto.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s