blanqueamiento-corporal-blanquear-piel

Blanqueamiento Corporal: todo lo que necesitas saber para aclarar la piel oscura

En la época actual, marcada por la globalización y la multiculturalidad, resulta desatinado y cuestionable cuestionar la piel oscura.

Si bien, carece de sentido aclarar la piel oscura por motivos raciales, aminorar la  abundancia de melanina en algunas zonas corporales como axilas, codos y rodillas puede involucrar hábitos de higiene personal o responder a la necesidad de exhibir sin timidez dichas partes del cuerpo.  

Valerse de remedios caseros para atenuar la pigmentación de determinadas zonas corporales, como veremos en lo que sigue, anula el riesgo de padecer  efectos negativos en la salud, derivados del uso ilícito de cosméticos para tal fin.

¿Por qué nos aclaramos la piel?

Aunque la belleza es subjetiva, a lo largo de la historia la sociedad ha impuesto parámetros para diferenciar lo bonito de lo que no lo es: contextura, estatura y tipo de cabello son apenas algunos de los elementos tomados como referentes en algunos contextos.

El color de piel ha formado parte de esos criterios y tal como es señalado en el espacio digital bbc.com, en ocasiones en certámenes de belleza se les insinúa a las participantes aclarar su color de piel, lo cual obedece a la errónea creencia de que la piel oscura es menos atractiva.

Pero además de los prejuicios raciales, cuyas huellas aún se vislumbran, resulta preocupante la cantidad de mujeres, especialmente, dispuestas a comprometer su salud a cambio de aclarar su color de piel mediante el uso de productos cosméticos nocivos, según lo reseñado en el portal web dw.com.

Sin embargo, no todo el tiempo atenuar la pigmentación oscura de determinadas zonas del cuerpo supone un cuestionamiento moral o un símbolo de baja autoestima. Por el contrario, puede ser visto como un hecho de higiene personal o de preferencias en cuanto al cuidado corporal.

Por ejemplo la piel de las rodillas, además de su textura ligeramente rugosa, suele lucir una coloración más oscura porque acumula células muertas y por la ausencia de glándulas sebáceas. Así, aminorar la coloración de esta piel implica un acto de natural coqueteo y limpieza que se acentúa ante el deseo de llevar falda o vestido.

El embarazo es otra de las condiciones que puede generar oscurecimiento de la piel del rostro, fenómeno conocido como melasma. Toda fémina que cuide su salud cutánea y su apariencia personal, recurrirá a mecanismos que mitiguen la hiperpigmentación.

De modo que, aclararnos la piel de algunas regiones del cuerpo, puede responder tanto a asuntos de gustos como a la necesidad de recuperar la tonalidad que se poseía antes de ciertos sucesos: quemaduras, embarazo o acné.

Remedios naturales para aclarar las axilas y entrepierna

blanquieamiento-piel

Existe la posibilidad de que resulte desagradable e incómodo mostrar la habitual coloración oscura de las axilas y la entrepierna. En el caso de las axilas su hiperpigmentación puede obedecer tanto a desodorantes como a la tela de la ropa, material que influye en la sudoración. 

Por fortuna disponemos de opciones naturales para aclarar estas regiones del cuerpo. Una primera solución radica en emplear el agua de arroz, cereal poseedor de antioxidantes y destacado por brindar hidratación.

Incorporamos media taza de arroz en un cuarto de litro de agua filtrada, durante 10 horas. Al cabo de este tiempo colamos la mezcla y el líquido resultante, cuya apariencia se semejará a la leche, lo utilizaremos para desmanchar las axilas y entrepierna.

Empaparemos copos de algodón en el agua ya separada del arroz y los deslizaremos suavemente por las partes señaladas, tanto en la mañana como en la noche. Posteriormente las lavamos con agua tibia.

Otro recurso doméstico para disminuir la hiperpigmentación la hallamos en el aloe vera. Las cualidades antimicóticas y antibacterianas de esta planta tan cotizada en la cosmética natural, hacen que sea aconsejada para menguar las manchas de la piel.

Basta con extraer el gel de la planta y untar en la ingle y axilas. Dejaremos que actúe durante 15 minutos y enjuagaremos estas zonas con abundante agua. Por una semana repetiremos el procedimiento.

Asimismo la leche mezclada con avena en hojuelas, cuya textura permite una acción exfoliante, nos será de gran utilidad para aclarar la piel. Este cereal, rico en fibra, al combinarse con el ácido láctico de la leche genera una mezcla capaz de remover aquellos residuos partícipes del oscurecimiento cutáneo.

En una taza de leche líquida agregamos una cucharada de avena y otra de leche en polvo. Fusionamos los ingredientes hasta obtener una pasta blanda que esparciremos por las axilas, frotando y realizando masajes. El preparado lo retiraremos una vez que parte de los restos hayan sido liberados con la fricción.

Por último, las características alcalinas y desmanchadoras del limón lo convierten en un antiguo aliado al momento de aclarar el tono oscuro de la entrepierna y axilas. Juntamos media taza de jugo de limón con un yogurt natural y revolvemos.

Ungiremos las zonas en cuestión con la crema obtenida y esperaremos que repose allí por 15 minutos. Pasado este tiempo lavaremos con abundante agua. Podemos beneficiarnos de este remedio natural en las noches, durante toda una semana.  

Remedios caseros para aclarar la piel de rodillas y codo

Ya sea que deseemos ventilar nuestros brazos y piernas o simplemente nos apetezca mostrar nuestros miembros, lucir homogeneidad en la coloración de la piel nos brindará mayor seguridad si portamos camisetas, falda o shorts. 

Es bastante usual que la piel, que recubre los codos y las rodillas, se muestre más opaca y transmita resequedad. La falta de humectación en estos espacios más el acopio de células residuales en ellos, hacen que ambas articulaciones sobresalgan por su hiperpigmentación.

La buena noticia es que existen soluciones caseras, a partir de alimentos, que colaborarán en el blanqueamiento de la piel de codos y rodillas. La papa, gracias al poder antioxidante y limpiador de su enzima catalasa nos regala esa posibilidad.

Podemos rallar dos papas y emplear el jugo que despiden para extenderlo por codos y rodillas, o es posible, igualmente, decantarse por colocar rodajas jugosas en la piel de estas articulaciones y dejarlas entre 10 y 15 minutos.

Lavamos las zonas donde fue puesta la papa y aplicamos crema en rodillas y codos, para humectar estos lugares caracterizados por la resequedad.

Otro remedio natural con gran potencial para hidratar y regenerar tejidos de la piel es la miel. Sus bondades desinflamatorias y revitalizantes hacen que al combinarse con el limón suavice y aminore la coloración y la apariencia áspera de rodillas y codos.

Unimos el jugo de medio limón con dos cucharadas de miel y propagamos por la piel esta viscosa mezcla para que ejerza su acción durante media hora. Luego lavamos, asegurándonos de que no quede ningún tipo de residuo. Estará bien valernos de este humectante natural cada 3 veces por semana, durante un mes.

Recomendado por los nutricionistas para paliar los súbitos ataques de hambre, el pepino, por contar con considerables reservas de agua en su composición supone un excelente remedio para tratar la piel grasosa y contrarrestar las cicatrices del acné.

Además de brindar sensación de frescura, apelar a rodajas de pepino y ejercer fricción con ellas tanto en codos como rodillas durante 10 minutos, cooperará con el logro de una tonalidad más clara en estas zonas.

Por último, apoyarse en las características antioxidantes y el potencial antiinflamatorio de la curcumina, compuesto básico de la cúrcuma, arrojará resultados positivos en cuanto al blanqueamiento de la piel que recubre dichas articulaciones.  

Precisaremos de una cucharada de cúrcuma en polvo y dos cucharadas de leche líquida. Una vez obtenido el preparado lo extenderemos por las superficies deseadas y pasados 10 minutos lavaremos con suficiente agua, dado el color intenso de la especia culinaria.

Remedios caseros para blanquear el ano

A pesar de que la exposición solar es una de las principales causas asociadas a la hiperpigmentación, ocurre que algunas regiones de la piel resguardadas de los rayos solares pueden adoptar una coloración oscura, como el ano.

Pero lejos de acusar ausencia de higiene o alguna anomalía, la coloración oscura del ano es normal y se debe a mecanismos fisiológicos o al transcurso de los años. A diferencias de las rodillas, no es común pretender exhibir el ano. No obstante, hay exigencias personales que podrían demandar su blanqueamiento.

En vista de la sensibilidad de esta parte final del tracto digestivo, debido a las múltiples terminaciones nerviosas, es necesario acudir a remedios que no generen lesiones ni resulten adversos. Un ejemplo que cumple con estas condiciones es la mezcla de aceite de coco y aceite de almendras.

Los rasgos purificadores del aceite de almendras más los ácidos grasos naturales del coco influirán en la despigmentación paulatina del ano. Luego de 15 minutos de haber untado la aceitosa mezcla podemos lavar cuidadosamente.

Otra opción efectiva para reducir la formación de melanina en la región anal es la papaya, fruta que, según reseña el sitio merca2.es, cataliza la reposición celular de dicha zona, lo que podría incidir en su decoloración.   

Bastará con que frotemos mansamente el ano con un trozo de pulpa de papaya durante 5  minutos y lo enjuaguemos posteriormente.

Finalmente, las reservas de vitamina C de las que dispone el tomate son responsables, entre otras cosas, de la reparación de tejido celular, por consiguiente, permiten que este fruto se erija como otra posibilidad natural para el blanqueamiento de esta zona íntima.

Al igual que el procedimiento seguido con la papaya, este remedio amerita delicadeza en su aplicación. Bastará con dejarlo 10 minutos y retirarlo con abundante agua. Es recomendable no despojar al tomate de su piel en aras de hallar mejores resultados, los cuales pueden manifestarse al cabo de uno o dos meses.

Los riesgos de las cremas para aclarar la piel oscura

Son muchos los productos cosméticos que circulan en el mercado para blanquear la piel. Específicamente, las cremas son los artículos más requeridos por las mujeres quienes están dispuestas a pagar considerables cantidades de dinero para adquirirlas.

Pero lo que favorece a la industria cosmética puede ir en detrimento de la salud y es que lo que muchas consumidoras desconocen es que estos implementos aclaradores poseen en su composición sustancias nocivas no sólo para la piel.

La hidroquinona, elemento químico cuya función consiste en reducir la producción de melanina, es uno de los compuestos orgánicos de base de las cremas blanqueadoras de piel. Su abundante proporción en cosméticos puede motivar escozor y sensación de quemadura.

Asimismo, gracias a estudios realizados y respaldados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha observado que el mercurio es otro elemento presente en este tipo de mercancías. Los niveles de toxicidad presente en sus sales desaceleran el funcionamiento de los melanocitos, encargados de producir melanina.  

Los efectos adversos de este mineral: despigmentación y erupciones cutáneas; lesiones renales e inclusive alteraciones psicoemocionales como depresión y ansiedad, constituyen motivos suficientes para evaluar el uso de lociones o cremas aclaradoras.

Riesgo que se profundiza si el producto transita por el mercado ilegal y si no ha contado con la supervisión o valoración por parte de un profesional médico o farmacéutico.

De manera que, utilizar jabones o cremas blanqueadoras, sin certificación alguna, puede incitar reacciones contraproducentes para la piel como causar irritación o provocar desórdenes en su pigmentación. Sobre todo si se aplica en regiones sensibles como las axilas o la entrepierna.

Experimentar plenitud y libertad de lucir determinadas regiones cutáneas favorece la seguridad personal y embellece ese templo denominado cuerpo. Por tanto, aclarar la piel oscura de rodillas, axilas y codos es una decisión legítima y económica si optamos por iniciativas naturales.  

Como hemos visto, los remedios caseros pocas veces acarrean efectos colaterales. Solamente el limón merece precaución, pues aunque desmancha la piel puede originar manchas luego del inmediato contacto con la radiación solar, reacción denominada fitofotodermatosis.

Finalmente, vale la pena que examinemos esas zonas epidérmicas que deseamos aclarar antes de seleccionar los remedios caseros, puesto que resultaría contraproducente usarlos si presentamos alguna herida. Asimismo, no está demás consultar al médico y corroborar la certificación de algunos cosméticos pues, sabemos que por sus compuestos, podrían resultar perjudiciales para la salud.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s