alcoholismo

Alcoholismo: ¿Cómo curar el trastorno por consumo de alcohol?

El alcoholismo es una condición bastante peligrosa y que no te afecta a ti únicamente, sino también a tu entorno familiar y laboral.

Identificar los signos del alcoholismo y actuar en consecuencia es imprescindible, por lo que a continuación te presentamos una guía con aspectos clave en torno al alcoholismo.

Cómo identificar si sufro de alcoholismo

Según Medline Plus, identificar si sufres de alcoholismo o no, requiere de responder ciertas interrogantes respecto a tu consumo de alcohol y en qué medida dicho consumo ha interferido sobre tu vida diaria. Algunas de esas interrogantes que debes atender son:

  • ¿Has bebido de más o por más tiempo del que planeaste originalmente?
  • ¿Has dejado de hacer actividades por beber alcohol?
  • ¿Has tenido una fuerte necesidad de beber?
  • ¿Quisiste reducir su consumo o abandonarlo sin tener resultados?
  • ¿Su consumo te ocasiona problemas familiares, laborales, o con amigos?
  • ¿Beber te ha puesto en situaciones peligrosas?
  • ¿Has aumentado su ingesta para sentir los efectos del alcohol?
  • ¿Experimentaste síntomas se abstinencia después de consumir alcohol?

Si respondes dos o más de estas preguntas, tu consumo de alcohol es un motivo para que te preocupes y tomes medidas.

¿Cuáles son las causas del alcoholismo?

No hay consenso sobre las causas que originan el alcoholismo, pero se cree que rara vez se debe a un único factor y que, en cambio, el trastorno se origina por múltiples razones.

Se cree que los genes, el medio ambiente y la psicología del individuo son los tres factores más incidentes para el desarrollo de un trastorno por consumo de alcohol. Por ejemplo, el riesgo de padecer alcoholismo aumenta sensiblemente si tu padre tienes problemas con la bebida.

Sobre el medio ambiente, algunos de los elementos más influyentes son la presión de grupo, relaciones sociales o sentimentales problemáticas, y el estrés del estilo de vida. Cualquiera de estos factores puede desembocar en el alcoholismo como un método de “resolución” de problemas.

Trastornos o problemas psicológicos también pueden estimular el alcoholismo en las personas. Algunos padecimientos de este tipo son depresión, esquizofrenia, trastorno de estrés postraumático, trastornos bipolares y de ansiedad.

5 mitos del alcoholismo

Aunque es una enfermedad conocida y difundida mediáticamente, el alcoholismo es objeto de ciertos mitos que generan desinformación al interno de la población que derive en un consumo ingenuo y/o descuidado.

No tengo ningún problema, solo bebo fines de semana

El alcoholismo no depende de los momentos en que consumas, sino de la cantidad de alcohol que ingieres y los inconvenientes alrededor de ellos. Puedes beber únicamente los fines de semana y tener una adicción con el alcohol si ingieres cantidades muy altas.

Soy muy viejo para tener problemas con el alcohol

El alcoholismo no distingue edad, desde niños se pueden experimentar una adicción a la bebida que pueda extenderse hasta la vejez. Incluso, las personas ancianas pudieran ser más propensas al alcoholismo por ser menos resistentes que los más jóvenes.

Solo bebo vino y cerveza, no tengo ningún problema

Puedes tener problemas con el alcohol con prácticamente cualquier bebida que lo contenga. Cerveza y vino no están excluidas de ello, especialmente considerando que la cerveza es una bebida particularmente accesible y frecuente en ocasiones sociales.

Beber me ayuda a lidiar con el dolor crónico

Hay personas que recurren al alcohol para calmar el dolor crónico, cosa que no debería hacerse porque la combinación entre analgésicos y alcohol es perjudicial y potencialmente mortal. Combinar analgésicos con alcohol puede inducir sangrado estomacal y problemas hepáticos.

Con el café puedo recuperar la sobriedad

El café te será útil para mantenerte despierto, pero no tiene efectos cuando estés alcoholizado. Lo único que te hará recuperar la sobriedad es el tiempo porque tu cuerpo requiere un plazo para descomponer las cantidades de alcohol que ha ingerido.

¿Qué dieta debemos seguir para recuperarnos?

El alcohol inhibe la absorción de vitaminas y minerales, por lo que debes establecer una dieta muy rica en vitaminas, pero también en antioxidantes de manera que tu organismo se puede recuperar con mayor facilidad de los estragos del consumo excesivo de alcohol.

Los alimentos ricos en carbohidratos son idóneos en el periodo de recuperación porque el hígado tendrá muchas dificultades para procesar grasas en vista del daño hepático que probablemente sufras.

Es muy importante que consumas vitamina A y C para que elimines el alcohol con mayor facilidad. Algunos alimentos que te serán útiles son zanahorias, espárragos, pimientos, sandía, plátanos, manzanas, coles de bruselas, y pimientos.

Tratamientos para evitar el consumo de alcohol

problemas con consumo de alcohol
Shutterstock.com

Afortunadamente hay tratamientos para combatir el alcoholismo y permitirte volver a un estilo de vida normal. A grandes rasgos, hay dos modalidades de tratamiento para el consumo de alcohol, terapia y uso de medicamentos.

Terapia

Hay terapias que te ayudarán a sobrellevar el alcoholismo. Tienes, por ejemplo, las terapias conductuales, que son procesos en los que te acompaña un especialista y que tiene como fin modificar los comportamientos que te llevan al consumo excesivo.

Algunas terapias conductuales son las terapias cognitivas conductuales, intervenciones breves, y la terapia de estímulo motivacional.

Medicamentos

Existen medicamentos indicados para tratar el alcoholismo y que atienden etapas particulares del proceso para dejar al alcohol detrás.

  • Disulfiram: Es un medicamento que genera efectos desagradables cada vez que consumes alcohol, como nauseas o enrojecimiento. Está orientado a alejarte del alcohol sabiendo que su consumo implica efectos poco placenteros.
  • Naltrexona: Reduce el deseo de beber, y bloquea los receptores del cerebro que generan placer cuando consumes.
  • Acamprosato: Es un medicamento idóneo para la etapa de abstinencia porque reduce las ansias de beber alcohol. Sus efectos dependen de tu sistema cerebral.

Organizaciones de apoyo

Hay varias instituciones en que puedes solicitar ayuda para tu problema con el alcohol. Por ejemplo, Alcohólicos Anónimos ofrece espacios adecuados para las personas con problemas de alcohol, ambientes en los que pueden compartir su experiencia y su modo e lidiar con sus problema.

Si tu problema es más grave, deberás recurrir a tratamiento residencial en un centro especializado. En dichos centros se ofrecen sesiones de apoyo, conferencias, terapias individuales y grupales, terapias de actividades y participación familiar.

Recurrir a la instituciones y figuras competentes es imprescindible para superar el alcoholismo. Si tienes dudas sobre tu consumo de alcohol, no dudes en pedir consulta con un experto y contarle a tus familiares y amigos sobre lo que sientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s