dolor-de-cuello

¿Cómo podemos eliminar el dolor de cuello?

El dolor de cuello es una molestia física leve, pero de igual modo es una lesión que nos perjudica en nuestro día a día de acuerdo con su gravedad. Por lo anterior, eliminar el dolor de cuello lo más pronto posible es una acción que debemos hacer para disminuir sus perjuicios.

En esta guía encontrarás mucha información sobre el dolor de cuello, así como de las opciones que tienes a tu alcance para deshacerte de él y tener tu salud de regreso.

¿Qué es el dolor de cuello y nuca?

Cuídate Plus indica que el dolor de cuello y nuca es una molestia física frecuente y que tiene diferentes niveles de complejidad. Ocurre por la realización de movimientos bruscos, pero también por situaciones de estrés, levantamiento de peso, y otros factores.

El dolor de cuello se vuelve un problema cuando no remite de forma natural, es decir, cuando no desaparece por sí solo, sino a través de intervención humana o farmacológica.

Tipos de dolor de cuello

Pueden identificarse algunos tipos de dolor de cuello, como el dolor leve, el dolor agudo, y el dolor crónico.

El dolor de cuello leve remite por sí solo, y es una molestia física de bajo nivel que no representa mayores obstáculos en el día a día de la persona. Se puede abordar fácilmente con remedios caseros.

El dolor de cuello agudo ocurre por episodios de distensión muscular o por ciertos movimientos violentos y abruptos. El dolor de cuello de esta naturaleza se puede atender con masajes y medicamentos.

Por último, el dolor de cuello crónico es aquel que persiste por prolongados periodos de tiempo, y que requiere del uso de fármacos y posiblemente de cirugía para poder solventarse. El dolor de cuello crónico ocurre si el dolor agudo no es atendido adecuadamente.

Las tensiones musculares son una causa común del dolor de cuello, y dicha tensión se acumula en actividades tales como estar encorvado por mucho tiempo, apretar los dientes o leer un libro estando acostado en la cama.

El desgaste de las articulaciones también puede ocasionar dolores en el cuello. La artrosis, por ejemplo, deteriora las protecciones entre los huesos. A partir de esto, el cuerpo generará osteofitos que dificultarán el movimiento y causarán dolor.

Colisiones automovilísticas son causas comunes de dolor de cuello. En estas situaciones ocurren hiperextensiones cervicales que distienden los tejidos blandos del cuello.

Determinadas enfermedades son capaces de inducir dolor en el cuello, como cáncer, meningitis, la artritis reumatoide y otras. En estos casos, el dolor de cuello puede desaparecer cuando la enfermedad principal es tratada.

Causas del dolor de cuello en el lado derecho e izquierdo

Dolores en el cuello en el lado derecho generalmente surgen por el desgaste de vertebras y discos, desgaste que aumenta con la edad. Entre más se degeneran, mayores son las posibilidades de que la persona experimente dolor crónico.

Los dolores de cuello en el lado izquierdo se pueden vincular fácilmente con posiciones erróneas al momento de dormir, el estrés y la ansiedad. La tortícolis de aparición repentina y/o aguda es otro factor que puede originar la molestia.

Posturas que debemos evitar

Estar encorvado por mucho tiempo incide en el dolor de cuello y nuca, por lo que lo ideal es mantenerse recto la mayor cantidad de tiempo posible. Alinear la cabeza con la espalda es un ejercicio que puedes hacer para evitar posturas encorvadas.

Mantener cualquier postura por un periodo prolongado de tiempo producirá dolor de cuello en el corto o mediano plazo, por lo que se recomienda cambiar de posición cada cierto tiempo para que los músculos no se tensen.

¿El estrés puede agravar el dolor de cuello?

dolor de cuello
Shutterstock.com

El estrés es un factor que origina y agrava el dolor de cuello, que fácilmente puede ser la forma en que el cuerpo humano lidia con los procesos y acontecimientos que le inquietan.

Periodos prolongados de estrés laboral pueden desembocar en dolores de cuello por el proceso psicosomático que llevará a cabo el cuerpo humano. Dicho proceso puede dificultar identificar el estrés laboral como el origen de la molestia física, lo que causará un abordaje impreciso.

El estrés detrás del dolor de cuello puede originarse también en las relaciones sociales y/o familiares que presenten conflictividad. Como en el caso anterior, tu cuerpo puede responder psicosomáticamente a esas circunstancias con este dolor.

Reducir las cuotas de estrés será necesario para aliviar el dolor de cuello, algo que puedes hacer adoptado una postura más serena ante las situaciones que te estresan y también acentuando los espacios de ocio de manera que sirvan para descargar la tensión acumulada.

¿Cómo podemos curar el dolor de cuello?

Los síntomas se pueden tratar con facilidad si el dolor de cuello es leve o moderado. En algunos casos no será necesario actuar contra el dolor de cuello, pudiendo éste desaparecer en el transcurso del día. No obstante, hay situaciones en que no desaparecerá hasta en semanas.

Masajear y estirar el cuello son formas de curar el dolor de cuello leve, principalmente porque son mecanismos para liberar la tensión muscular o descongestionar los músculos. Si no hay una enfermedad más grave de fondo, los masajes de cuello pueden desaparecer la molestia.

El dolor de cuello puede esfumarse durmiendo adecuadamente, una situación que ocurre mucho si las posturas inadecuadas al descansar fueron el origen de las molestias. Intenta dormir en una posición en la que tu cuello goce de soporte, y en que tu cuerpo esté completamente recto.

Fortalecer el cuello es una buena forma de curar y prevenir las molestias, estos ejercicios son fáciles de hacer, y consisten básicamente en desplazar la cabeza hacia los lados y mantener determinadas posiciones con el fin de fortalecer los ligamentos y músculos.

A veces son necesarios tratamientos farmacológicos para suprimir los dolores de cuello, especialmente cuando hay una enfermedad de fondo o cuando el estrés es demasiado alto. Las situaciones más graves y menos frecuentes ameritarán un procedimiento quirúrgico.

Masajes de cuello

Los masajes de cuello han probado ser un método eficaz para tratar lo dolores de cuello y nuca, principalmente porque ellos permiten relajar los músculos y desentenderlos de la tensión acumulada y que provocado las molestias.

Los masajes de cuello deben realizarse circularmente y con suavidad a fin de reducir la rigidez muscular, que es la gran causante del dolor de cuello. Sesiones de entre 4 y 5 minutos de masajes pueden ser suficientes para aliviar y acabar el dolor de cuello.

Masajes con hielo y calor en las primeras 48 horas de dolor son muy útiles. Mientras que el frío reduce la inflamación, el calor puede relajar los músculos y evitar que se tensen de nuevo a corto plazo.

Remedios caseros para aliviar el dolor de cuello

Los remedios caseros son útiles para atender condiciones leves de salud, y los dolores de cuello entran en esa categoría. Si no quieres invertir dinero en fármacos, quizás los remedios caseros sean una solución.

Alternar frío con calor en la zona afectada es un buen método para calmar el dolor de cuello. Puedes envolver un cubito de hielo en una compresa y aplicar en la zona. Posteriormente, debes usar una toalla empapada en agua caliente y colocarla en el sitio de los dolores.

La arcilla fría puede ayudarte mucho si la colocas desde la nuca hasta los hombros por un periodo de 30 minutos. La arcilla también debería aplacar el dolor.

Frotar aceite de romero sobre la zona adolorida te ayudará porque el aceite de romero tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que relajarán tus músculos apenas sea absorbido. El aceite debe ser aplicado mediante masajes suaves y circulares.

Si no confías o no son efectivos los remedios caseros, siempre podrás acudir a un médico y contar con masajes o fármacos con receta previa para combatir el dolor de cuello que, como verás, es una molestia que puedes abordar con mucha facilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s